6 maneras de ser amable con sus oídos 6 maneras de ser amable con sus oídos

No de por sentado que va a escuchar bien para siempre. Mantenga su audición intacta tomando estas precauciones.

A partir de los 50 o 60 años, estamos expuestos a una pérdida gradual de la audición: cuando nos encontramos en una fiesta o en un restaurante bullicioso, se nos dificulta seguir las conversaciones. De cualquier manera, la pérdida auditiva es evitable, sobre todo si nos cuidamos los oídos. La dieta también juega un papel importante.

1 - Elimine la cera del oído

A medida que envejecemos, los oídos producen más cerumen y esto amortigua los sonidos. Los oídos se limpian por sí mismos, siempre y cuando el cerumen no se endurezca. Para que se ablande, colóquese una o dos gotas de aceite de oliva en los oídos y déjelas actuar toda la noche (proteja la almohada con una toalla).

2 - Atienda esos ronquidos

Si usted o su pareja roncan, procuren solucionar el problema. Mientras tanto, para dormir, pueden usar tapones para los oídos. En distancias cortas, los ronquidos pueden alcanzar 90 decibeles (más ruidoso que un taladro neumático). Un estudio preliminar de la Clínica de Trastornos del Sueño del Centro Médico de la Universidad de Rush, en Chicago, reveló un dato esclarecedor: los ronquidos producen estrés en las parejas. La pareja (el que no ronca) sufre de falta de sueño debido a los ruidos nocturnos de su compañero, lo que puede generar una situación poco amistosa.

3 - Reduzca las grasas saturadas

Las grasas saturadas aumentan los niveles de colesterol en sangre. lo que empeora la aterosclerosis y acelera la pérdida de la audición, debido a que se reduce el flujo de sangre hacia el oído interno. Investigadores médicos del Hospital El Bierzo, en León, España, examinaron a 180 pacientes mayores de 65 años que sufrían de pérdida auditiva y observaron que quienes tenían altos niveles de colesterol habían disminuido la audición de modo significativo.

4 - Haga suficiente ejercicio

Científicos de los EE. UU. observaron, en un grupo de voluntarios que no presentaban condiciones óptimas de salud, que dos meses de ejercicio aeróbico contribuyeron al aumento de la sensibilidad auditiva y de la salud cardiovascular. Sin embargo, no debe hacer ejercicio escuchando música a todo volumen: más allá del ruido en sí mismo, investigadores suecos demostraron que la combinación de música estridente y actividad física aumenta el daño auditivo.

5 - Siga una dieta saludable y equilibrada

En un estudio realizado a 2.111 personas de 49 a 99 años de edad, en la Universidad de Vanderbilt, Tennessee, EE. UU., se demostró que escuchaban mejor aquellas personas que llevaban una dieta rica en vitaminas C y E, riboflavina (un tipo de vitamina B), magnesio y licopeno (una sustancia química vegetal que contiene el tomate).

6 - Coma pescados grasos

Un estudio realizado por la Universidad de Sidney, Australia, a 2.956 participantes de más 50 años comprobó que cuanto más elevada es la ingesta de ácidos grasos omega-3, más bajo es el riesgo de pérdida de la audición relacionada con la edad. Asimismo, un mayor consumo de omega-3 evita que empeoren las disfunciones auditivas preexistentes.

Reducir el sonido, también es importante

A continuación, tres maneras de reducir ruidos innecesarios:

  1. Disminuya el volumen. Baje el volumen de la radio, del televisor y del equipo de sonido (en el auto y en casa).
  2. Use auriculares. Póngaselos cuando no pueda evitar ruidos fuertes: al usar herramientas, cortar el césped, en el cine o al andar en motocicleta.
  3. Tome distancia. Durante cualquier evento en el que el sonido esté amplificado, aléjese de los oradores todo lo posible.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas