Imagen Imagen

Alguien dijo: “Al final lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años”. Entonces, ¿qué puede hacer para verse y sentirse más joven a cual...

1. Escuche. Según un estudio francés, escuchar música relajante antes de someterse a una cirugía reduce la ansiedad con mayor eficacia que un sedante.

2. Sea firme. La fuerza de prensión en la mano es la mejor manera de pronosticar la aparición futura de discapacidad, según un estudio que duró 25 años, hecho en más de 6.000 hombres entre 45 y 68 años. Los participantes más débiles presentaron el doble de problemas de movilidad que aquellos con manos de acero. Otra investigación, que incluyó a 140.000 hombres y mujeres, asoció el agarre débil a una mayor mortandad, en especial por trastorno cardiovascular.

3. Navegue. Un estudio con personas entre 55 y 76 años demostró que buscar en Internet eleva la actividad cerebral en las regiones relacionadas con la lectura, el lenguaje, la memoria y la aptitud visual. El desarrollo de las áreas encargadas de elaborar razonamientos complejos y tomar decisiones resultó mayor entre quienes navegan por la red.

4. Desayune. Científicos de la Universidad Harvard observaron la evolución de más de 367.000 adultos mayores durante 14 años. Las personas con el mayor consumo de fibra de cereal presentaron un riesgo de morir 19 por ciento más bajo que aquellos que la consumieron menos. La probabilidad de morir de diabetes resultó 34 por ciento menor entre las personas con la ingesta más elevada de dicho nutriente, que está presente en el pan integral, la cebada y el salvado.

Imagen

5. Lea. Investigadores del Reino Unido pidieron a voluntarios que dedicaran un tiempo a leer, escuchar música, tomar una taza de té o dar un paseo a pie. Leer redujo los niveles de tensión y la frecuencia cardíaca en un 68 por ciento, y resultó ser la actividad más relajante. (La que resultó menos eficaz: los videojuegos).

6. Un consejo de Hamlet: si quiere vivir muchos años, aprenda a lidiar con “los tiros penetrantes de la fortuna injusta”. Investigadores de la Universidad Harvard recomiendan lo mismo: menos del 2 por ciento de los hombres que mostraron “fortaleza psicológica” (temple y flexibilidad para enfrentar situaciones de tensión, ansiedad y depresión) durante un estudio, murieron antes de los 53 años. El 37 por ciento de quienes no la tenían murieron a esa edad.

7. Socialice. El riesgo de morir de las personas solitarias es 14 por ciento más elevado que el del individuo promedio y dos veces mayor que el de los obesos. Un estudio de la Universidad de Carolina del Norte encontró que la soledad exacerba la hipertensión más que la diabetes. Según estudios relacionados, la soledad podría mermar el sistema inmunitario e incrementar el riesgo de sufrir infartos, embolias o depresión.

8. Cebolla. Una investigación de la Universidad de Carolina del Sur reveló que las mujeres mayores que comían cebolla a diario tuvieron cifras de densidad ósea cinco por ciento mayores que las que la consumían una vez al mes o menos. Su inges-ta también se asoció a un riesgo 20 por ciento menor de sufrir una fractura de cadera.

9. Cinturón. Aunque parezca raro, si su vientre no es plano, el mejor remedio es ponerle un cinturón; ni muy arriba (es anticuado) ni muy abajo (luce desaliñado), sino justo en medio. “Acortar el torso da la impresión de que las piernas son más largas —explica Stacy London, conductora del programa What Not to Wear—; esto le hará ver más alta y delgada”.

10. Recuerde. La revista Psychology Today informó que, según investigadores de la Universidad Loyola, evocar buenos momentos unos 20 minutos al día puede alegrar a las personas en una semana. “Los eventos positivos tienen su magia y misterio”, dice la doctora Sonja Lyubomirsky.

Imagen

11. La retaguardia. Estar en forma y esbelto es clave para vivir saludable mucho tiempo. Sin embargo, de acuerdo con una revisión de artículos hecha en la Universidad de Oxford, las personas con traseros grandes son más saludables que quienes almacenan el peso extra en el abdomen; presentan niveles más bajos de colesterol y glucosa en la sangre, así como un menor riesgo de padecer diabetes y cardiopatías. Se necesitan más investigaciones para confirmar el efecto protector, pero al parecer la grasa acumulada en la parte inferior del cuerpo secreta menos sustancias inflamatorias que la abdominal.

12. Llore. ¡Pero de risa! En su libro Heal Your Heart (Sane su corazón), el doctor Michael Miller cuenta que sus colegas y él pidieron a 20 personas ver fragmentos de las películas Rescatando al soldado Ryan, Locos por el juego, Amor ciego y Loco por Mary. Los vasos sanguíneos de los participantes se contrajeron hasta 50 por ciento durante las escenas estresantes y se dilataron hasta 22 por ciento con las graciosas. “Reír 15 minutos propició mejoras vasculares parecidas a las que se obtienen al consumir estatinas o ejercitarse de 15 a 30 minutos en el gimnasio”, afirma el doctor Miller.

13. Damascos. Esta fruta es buena para la piel. Los aceites esenciales que se obtienen de la semilla son ricos en ácido gamma lino-lénico, que estimula la regeneración cutánea. Su aceite, ligero y de textura poco grasosa, está repleto de vitaminas A y E, lo que explica sus excelentes propiedades humectantes.

14. Trote. Correr diario (así sean 5 o 10 minutos) reduce el riesgo de morir por cardiopatías hasta en 50 por ciento, y en 29 el de mortalidad en general, según un estudio publicado en la Journal of the American College of Cardiology. Incluso quienes lo hicieron una o dos veces a la semana, a menos de 10 kilómetros por hora, resultaron beneficiados.

15. Queso. El riesgo de padecer diabetes tipo 2 es hasta 12 por ciento menor para quienes comen 55 gramos de queso al día (dos rebanadas) que para quienes no lo comen, según un estudio publicado en 2012 por la American Journal of Clinical Nutrition. Los investigadores creen que los probióticos de los quesos y el yogur podrían reducir las concentraciones de colesterol y estimular la producción de ciertas vitaminas eficaces contra la diabetes. No se exceda: el queso suele contener mucha grasa.

Imagen

16. Desempólvela. El maquillaje en polvo puede asentarse en las arrugas y adherirse al vello facial, lo que la hará lucir mayor.

17. Otoño. Para develar los secretos de la gente centenaria, investigadores de la Universidad de Chicago reunieron información de más de 1.500 personas nacidas entre 1880 y 1895, la cual compararon con los antecedentes de sus hermanos y cónyuges (casi 12.000 personas). De acuerdo con los resultados, quienes nacen en marzo, abril o mayo, probablemente vivirán más que el resto. Esto podría deberse a que el clima de otoño es amable con los bebés y causa menos infecciones estacionales.

18. Medite. Expertos del Centro de Cartografía Encefálica de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) estudiaron el cerebro de personas que meditan, y descubrieron que poseían más materia gris, tejido responsable de la memoria, las emociones, la vista, el oído, el habla, el control de impulsos y la toma de decisiones.

19. Cerveza. Es buena para el cabello. Antes de bañarse, mezcle tres cucharadas de cerveza desgasificada a temperatura ambiente con media taza de agua tibia. Tras el champú, aplique la solución, espere dos minutos y enjuague. Esto les dará mayor volumen a sus rizos, pues tienden a perderlo con el tiempo.

20. Ir de compras. Durante un estudio de diez años hecho en Taiwán con más de 2.000 personas mayores de 65 años, los hombres que salían de compras a diario presentaron un riesgo de muerte prematura 28 por ciento menor que los que no hacían dicha actividad; en las mujeres, el riesgo se redujo 23 por ciento. Las personas más saludables también muestran mayor propensión a visitar tiendas; hacer-lo todos los días podría alargar la vida gracias al contacto social, el acondicionamiento físico y la agilidad mental.

21. Escriba. Investigadores de la Universidad Princeton y UCLA llevaron a cabo una serie de estudios para averiguar si existían diferencias entre los alumnos que toman apuntes a mano o en computadora. Ambos grupos arrojaron resultados satisfactorios, pero los que utilizaron papel y pluma captaron mejor los conceptos de las clases y lograron retener la información hasta por una semana.

22. Masajes. Además de ser placenteros, los masajes sutiles y habituales incrementan el riego sanguíneo, por lo que podrían mantener su cutis sano y radiante. Kimara Ahnert, experta en cuidados dermatológicos, dijo a Women’s Health que los masajes permiten corregir la flacidez cutánea, estimulan la circulación linfática (así las células dese-chan toxinas y abren espacio para los nutrientes) y revitalizan la piel opaca.

23. Tofu. En un estudio iniciado en 1992 y publicado en la revista Annals of Internal Medicine, los investigadores registraron las concentraciones sanguíneas de ácidos grasos omega-3 en un grupo de 2.692 adultos mayores estadounidenses sanos y les dieron seguimiento hasta 2008. En el caso de las personas con las concentraciones más elevadas del nutriente citado, el riesgo general de muerte y de muerte por cardiopatía resultó 27 y 35 por ciento menor, respectivamente, que el del grupo con la concentración más baja de dicho compuesto. Ingerir 250 miligramos de ácidos grasos omega-3 al día puede alargar 2,2 años la vida de las personas a partir de los 65 años, afirman los investigadores. Basta con comer 170 gramos de bacalao o 60 de tofu firme y crudo para obtener estos beneficios.

24. Muévase. Como parte del mayor estudio sobre envejecimiento saludable de la actualidad en Australia, investigadores analizan la rutina diaria de 230.000 personas. Se ha observado que dormir demasiado (más de nueve horas), estar mucho tiempo sentado (más de siete horas) y ejercitarse poco (menos de 150 minutos semanales) cuadruplica el riesgo de muerte prematura.

25. Invite. Organizar una fiesta (hacer la lista de invitados, el menú, decidir dónde se sentará cada quien) obliga al cerebro a tomar decisiones complejas y estrecha lazos sociales. Ambas actividades reducen el riesgo de desarrollar demencia senil, según el doctor Kenneth S. Kosik y su libro Outsmarting Alzheimer’s.

26. Zanahorias. Como parte de un estudio publicado recientemente en Behavioral Ecology, unas mujeres observaron a dos grupos de hombres: uno había consumido complementos de betacaroteno; el otro no. A decir de las participantes, los primeros lucían más saludables y atractivos.

27. Mucho sol. Las bajas concentraciones de vitamina D se han asociado a la incidencia de osteoporosis, diabetes, hipertensión y cáncer. Pero eso no es todo: un nuevo estudio dice que la insuficiencia de la “vitamina del sol” eleva 26 por ciento el riesgo de muerte prematura. No fue posible identificar ninguna causa de muerte exacta luego de un estudio de 12 años en 13.000 hombres y mujeres “debido a que el impacto de la vitamina D en la salud es muy difuso”, comenta la doctora Michal Melamed, profesora de medicina, epidemiología y salud pública en el Albert Einstein College of Medicine. Además de leche enriquecida con este nutriente, Melamed sugiere tomar sol de 11 de la mañana a 3 de la tarde, entre 10 y 15 minutos, varias veces a la semana.

28. Color. “La ropa oscura suele darnos un aire conservador y elegante, que no está mal —explica Dina Scherer, asesora de imagen y dueña de Modnitsa Styling—. Pero también puede hacernos lucir mayores porque parecemos menos accesibles”. Al usar tonos vivos, uno transmite la idea de ser abierto y divertido, lo cual aporta juventud. Utilice accesorios de colores brillantes (bufandas, collares) cerca de la cara: son perfectos para acentuar los rasgos faciales, indica Scherer.

29. Plantas. Para llevar a cabo tareas cotidianas, como abrir frascos y cargar paquetes, se necesitan manos fuertes, flexibles y ágiles. La jardinería es perfecta para ejercitar la motricidad fina y los músculos, según un estudio publicado en HortScience. Incluso es posible que ayude a liberar la tensión asociada a movimientos repetitivos, como mecanografiar o utilizar el teléfono, en particular si la alterna con estas actividades.

30. Hable bajito. Hablar muy fuerte podría estimular la formación de pólipos en las cuerdas vocales, lo cual hace que la voz se torne ronca y cansada. No grite, mejor acérquese.

31. Ponga sabor. ¿Quiere lucir más joven? En general, la vitamina C parece prevenir la aparición de arrugas, señala un estudio del Reino Unido. La hidratación también mantiene la piel saludable. El agua de limón, que incorpora ambos elementos, es la receta perfecta para un cutis radiante, comenta Erin Palinski, nutricionista.

32. Cante. Según un estudio estadounidense en 166 adultos mayores, la gente que cantó en un coro durante un año tuvo mejor salud, usó menos medicamentos, se sintió menos sola y experimentó menos caídas que quienes prefirieron no entonar melodías. Esto podría deberse al efecto del canto sobre la respiración y a los beneficios emocionales de estar en armonía dentro de un grupo. Durante otro estudio sueco se observó lo siguiente: la frecuencia cardíaca de quienes cantan al unísono no solo disminuye, sino que se sincroniza con el tiempo. Esto podría ser benéfico para la circulación sanguínea y la salud mental.

33. Kilitos de más. El Centro Nacional de Epidemiología de los Estados Unidos emitió un informe con datos de casi tres millones de personas de todo el mundo. Según esto, si bien la obesidad extrema reduce la esperanza de vida, el riesgo de muerte prematura es menor para quienes tienen un poco de sobrepeso (índice de masa corporal de 25 a 30) que para quienes presentan un peso normal. Esto no significa que el sobrepeso sea signo de buena salud; pero si sus niveles de presión arterial, colesterol y glucemia son normales, adelgazar no le será de ayuda.

34. Brille. Póngase un poco de vaselina o labial con brillo al centro del labio inferior. Esto le dará a la boca mayor volumen, lo cual la hará lucir más joven. Evite labiales de colores oscuros; sus labios se verán más delgados.

35. Lateral. Al parecer, dormir de lado se asocia a un menor riesgo de padecer trastornos neurológicos, como las enfermedades de Parkinson o Alzheimer. Durante un experimento hecho en la Universidad Stony Brook, se observó que cuando las ratas duermen de lado, la vía que desecha sustancias químicas cerebrales innecesarias funciona mejor. Los estudios en humanos aún están pendientes.

36. Tobillos. Quizá le dé pena mostrar sus pantorrillas, pero no oculte los tobillos. “Conforme envejecemos, cubrimos más partes de nuestro cuerpo, pero hay zonas que podemos dejar a la vista”, señala Lauren Rothman, asesora de imagen y autora del libro Style Bible. Use pantalones de pescador para alargar sus piernas. Se verás atractiva y sexy; además, los tobillos casi nunca revelan la edad.

37. Condimente. Según un estudio llevado a cabo en Singapur con 1.000 adultos entre 60 y 93 años, las personas que comen curry al menos dos veces al año se desempeñaron mejor en pruebas cognitivas que quienes lo consumen una vez al año o menos. La cúrcu-ma, esa especia amarilla utilizada en muchos tipos de curry, contiene una sustancia química de origen vegetal llamada curcumina, que previene el cáncer, es antioxidante y antiinflamatoria, y ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre.

38. Sea cumplido. El psicólogo Howard S. Friedman, coautor de un estudio histórico que dio seguimiento a 1.500 niños y niñas durante casi ocho décadas, dice que: “el rasgo de personalidad que permite pronosticar quién llegará a una edad avanzada, nos tomó por sorpresa: fue la dedicación. Los niños alegres no siempre fueron más longevos, sino los que hacían sus tareas”.

39. Chocolate y vino. Un estudio reciente, publicado en la revista BMC Cell Biology, confirmó que comer chocolate negro y tomar vino tinto tiene grandes beneficios en la salud de las personas.

40. Cree. De acuerdo con un estudio de cuatro años, los adultos mayores que empezaron a pintar, dibujar o esculpir en su madurez y conservaron dicho pasa-tiempo hasta la vejez, presentaron un riesgo 73 por ciento menor de padecer un deterioro cognitivo leve que quienes no adoptaron ninguna de estas actividades artísticas. Los pasatiempos ayudan a encauzar la atención.

41. Camine. Andar descalzo reduce la carga en las rodillas 12 por ciento más que caminar con zapatos cómodos. También podría minimizar el dolor y la discapacidad asociados a la artrosis. Estos fueron los hallazgos de un estudio llevado a cabo en el Centro Médico de la Universidad Rush con 75 pacientes afectados por dicho padecimiento. Según una investigación posterior, los zapatos diseñados para mejorar la movilidad (planos, flexibles, que emulan la mecánica del pie descalzo) redujeron la carga aún más (18 por ciento) a partir de los 6 meses de uso.

42. Vista. Ahora resulta que las zanahorias no son las campeonas de la salud visual. El huevo contiene nutrientes (luteína, vitamina E y ácidos grasos omega 3) que son buenos para la vista y que tal vez ayuden a prevenir problemas asociados a la edad: degeneración macular, cataratas y otros padecimientos crónicos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Juan Carlos
Juan Carlos

PRIMERO, LA BICI. DESPUÉS...

Notas Relacionadas