20 Ideas para mantener un corazón joven 20 Ideas para mantener un corazón joven

El ejercicio y una dieta saludable son un excelente punto de partida. Observe también estos consejos avalados por cardiólogos y otros profesionales de la salud.

Debido a la crisis de salud actual, es fácil olvidar que el Covid-19 no es la principal causa de muertes en el mundo. Tal distinción le pertenece a la cardiopatía isquémica, que acabó con la vida de millones de personas en 2020. Las investigaciones han demostrado que el Covid-19 puede dañar el corazón, ya sea al entorpecer la oxigenación o provocar una respuesta inmunitaria nociva en potencia. Por eso mismo, está claro que es más importante que nunca tomar el control de nuestra salud cardiovascular independientemente de nuestra edad y circunstancias como la pandemia: los menores de 45 años sufren 10 por ciento de los infartos. Estos consejos son el punto de partida idóneo para aprender a cuidar el órgano que late.


1 ¿Cómo detectar cardiopatías a tiempo?

El Equipo de Trabajo de Servicios Preventivos de los Estados Unidos recomienda que los mayores de 18 años adquieran el hábito de practicarse exámenes médicos a fin de detectar cualquier signo de hipertensión. Según los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), cerca de uno de cada 5 personas tiene este padecimiento sin saberlo siquiera. “Su presión arterial puede estar elevada sin que presente síntomas de ello: por eso se la conoce como ‘la asesina silenciosa’”, comenta Nieca Goldberg, especialista en cardiología y directora médica en el Centro Joan H. Tich para la Salud de las Mujeres, del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York. También debería hacerse un perfil lipoproteico, análisis que mide el nivel de lipoproteínas de baja densidad (LBD), el colesterol malo; las de alta densidad (LAD), el bueno, y el total. De no tratarse, la presión arterial elevada y el exceso de colesterol pueden provocar cardiopatías, aneurismas o accidentes cerebrovasculares (ACV).

2 Controle el estrés y la ansiedad

La tensión nerviosa desempeña un papel determinante en el 77 por ciento de los males, entre ellos problemas digestivos, la dificultad para perder peso y las cardiopatías, asegura Nikki Martínez, profesora y doctora en Psicología de la Universidad del Sur de New Hampshire, Estados Unidos. “A cierta edad, cuando su cuerpo ha experimentado ciertos cambios y ya no se recupera como antes, el estrés y la ansiedad pueden convertirse en serios problemas”, explica. “Aprender a sobrellevar las situaciones difíciles, manejar la tensión de forma adecuada, la meditación profunda y contar con medios para desahogarse de manera saludable puede tener un gran impacto en su vida”. Se puede liberar el estrés de muchas maneras: practicar la respiración profunda, darse un ligero masaje en las palmas con sus pulgares; recitar mantras como “Todo está bajo control” o “Estoy tranquilo”; oler esencia de lavanda, menta o rosas; tomar un paseo, o desconectarse de todo un momento.


3 El edema y la insuficiencia cardíaca

Un edema —la acumulación de líquido en los tejidos corporales— puede ser el resultado de la insuficiencia cardíaca congestiva. Si su corazón no bombea sangre como debería, esta se acumula, causando inflamación, sobre todo en las extremidades inferiores. “Las personas podrían notar que les aprietan los zapatos o que la tela elástica de las medias les deja marcas en los tobillos”, apunta el médico Gregg Fonarow, jefe del departamento de cardiología de la Universidad de California en Los Angeles.


4 Tenga cuidado con los productos químicos de limpieza que usa

Muchas de sustancias, incluso las que se precian de ser “verdes”, contienen químicos que han sido vinculados con ACV y la hipertensión. Si es posible, limpie su hogar con productos con los que cocinaría: vinagre blanco, limón, bicarbonato de sodio y almidón de maíz, por nombrar algunos.


5 Dígale adiós a los contenedores plásticos

Los químicos con los que se suelen fabricar las botellas y moldes de plástico —como el bisfenol A, comúnmente abreviado como BPA (por sus siglas en inglés), y los ftalatos— se filtran en los comestibles que almacenan. Existen más de 50 ensayos clínicos que relacionan a los ftalatos con problemas cardiovasculares. Mejor utilice recipientes de vidrio, cerámica o acero inoxidable. Fíjese en el código de reciclaje ubicado en la parte inferior de los plásticos: si ve un 3 o un 7, quizá contenga BPA o ftalatos.


6 Pregúntele a su médico sobre los nuevos dispositivos médicos…

La insuficiencia cardíaca es una enfermedad crónica que pone en riesgo la vida: se diagnostica cuando el corazón no tiene la suficiente fuerza para bombear apropiadamente ni la sangre ni el oxígeno que el organismo necesita. Para quienes la padecen hay una nueva esperanza: en 2019, la Administración de Alimentos y Medicamentos de aquella nación (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó el uso del Barostim Neo, un “dispositivo médico innovador” que brinda a aquellos pacientes en los que los tratamientos convencionales no surten el efecto deseado una alternativa con objeto de reducir la gravedad de sus síntomas y mejorar su calidad de vida. Su uso requiere una sencilla cirugía en la zona del cuello. 


7 …y sobre los medicamentos que tratan diversas afecciones a la vez

Si es adulto y padece diabetes tipo 2, el riesgo de que muera de una enfermedad cardíaca se cuadruplica, alerta la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés). Si sufre dicho mal, pregúntele a su médico sobre aquellos fármacos cuya fórmula ha sido ideada para además proteger al corazón: la empagliflozina, la dulaglutida y la semaglutida son algunos de ellos. “Las sustancias mencionadas reducen la probabilidad de sufrir un infarto al miocardio, un ACV e insuficiencia cardíaca o renal”, asegura Eduardo Sánchez, director médico de prevención de la AHA.


8 Los vegetarianos también sufren enfermedades del corazón

“Hay toda una euforia en torno a las dietas a base de plantas y sus múltiples bondades. Y con justa razón: observar un régimen bajo en productos animales como fuente principal de proteína y grasa, y rico en vegetales se ha vinculado a un menor riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares”, afirma Erin D. Michos, médica y directora de Cardiología Preventiva de la Escuela de Medicina Johns Hopkins. “Sin embargo, no todas las dietas que evitan los cárnicos son del todo saludables. Puede evitar comer tales alimentos y aun así atiborrarse de granos refinados, carbohidratos simples, bebidas azucaradas y lácteos, lo cual incrementa el riesgo de contraer alguna enfermedad, la insuficiencia cardíaca entre ellas”.


9 Señoras, tomen nota si tuvieron un embarazo que no llegó a término…

Las mujeres que dieron a luz prematuramente (antes de las 37 semanas) podrían ser más propensas las cardiopatías, señala un estudio holandés. Las madres de bebés prematuros tuvieron un 38 por ciento más riesgo de padecer enfermedad coronaria, un 71 por ciento más de sufrir un ACV, y más del doble de probabilidad de tener un mal cardíaco. Los expertos afirman que dichas pacientes suelen presentar inflamación, síntoma ligado a embarazos que no llegan a término y común entre los afectados por cardiopatías.

10 Modere su ingesta de sal

“Aunque no sea hipertenso, disminuir el consumo de sodio reducirá drásticamente la probabilidad de que aumente su presión arterial, cambio que casi siempre se observa a medida que envejecemos”, advierte Goldberg. “Si lo hace, recibirá otro enorme beneficio: disminuirá el riesgo de que sufra otros males, como las enfermedades renales, que están asociados al consumo excesivo de sal”.


11 .…si experimentan niveles bajos de estrógeno… 

Esta hormona es esencial para el mantenimiento de varias funciones orgánicas, como la capacidad reproductiva, el desarrollo óseo, la regulación del estado de ánimo y los mecanismos cardiovasculares. Al llegar la menopausia —a los 51 años, aproximadamente—, la producción de esta sustancia se desploma. “Esos cambios derivan en el desarrollo de diversos factores de riesgo para padecer cardiopatía: hipertensión, colesterol alto y diabetes”, explica Kavitha Chinnaiyan, médica, directora de Investigación de Imagenología Cardiovascular y profesora en la Escuela de Medicina Beaumont, de la Universidad de Oakland. Las investigaciones de la Universidad de Alabama en Birmingham encontraron que la probabilidad de sufrir un infarto al miocardio o un ACV de las mujeres que entraron prematuramente al climaterio (es decir, antes de los 46 años) se duplicaba, informó Woman’s Day. “Los expertos sospechan que una anovulación temprana puede ser síntoma de enfermedad vascular, así que quizá necesite realizarse exámenes adicionales”, agregó la publicación.


12…o si salen bien en una prueba de esfuerzo, pero continúan con dolor en el pecho

Las mujeres pueden presentar síntomas de infarto distintos a los de los varones dadas las diferencias en la acumulación de placa y los patrones de obstrucción coronaria, comenta la cardióloga C. Noel Bairey Merz, directora del Centro del Corazón de la Mujer, en el Instituto del Corazón Cedars-Sinai. En tanto que los hombres presentan acumulación de placa en las arterias principales del órgano, en las mujeres son los vasos sanguíneos coronarios más pequeños los que dejan de contraerse y dilatarse como es debido. Esto entorpece el flujo de sangre y oxígeno, explica Merz. Por eso los angiogramas y pruebas de esfuerzo de ellas pueden presentarse normales aun cuando padezcan alguna cardiopatía, lo que conduce a los médicos a descartar hasta los síntomas clásicos, como un dolor de pecho y falta de aire. También es posible que experimenten mareos, vértigo o desmayos, presión en la parte superior de la espalda, fatiga extrema; señales cuyo origen puede ser fácilmente atribuido a otras afecciones.


13 Hombres: beban cerveza

Un estudio publicado en el Journal of Agricultural and Food Chemistry descubrió que los varones que tomaron una cerveza al día durante un mes redujeron sus niveles de colesterol. Además, incrementaron los antioxidantes benéficos en su sangre y disminuyeron sus concentraciones de fibrinógeno, proteína que contribuye a la formación de coágulos. El vino tinto podría ser aun mejor: algunas investigaciones sugieren que el resveratrol, antioxidante presente en la cáscara de las uvas con que se elabora la bebida, puede reducir el colesterol y la presión arterial. Dicho lo anterior, los estudios muestran claramente que consumir alcohol en exceso puede derivar en insuficiencia cardíaca, por no mencionar el daño hepático, la obesidad y ciertos tipos de cáncer. Ya sea que le guste la cerveza o que prefiera el vino, limítese a una copa al día.


14 Abra las ventanas de su hogar…

El aire de su casa puede estar más sucio que el de las ciudades más contaminadas del mundo. Existen docenas de posibles fuentes de polución: el fijador para cabello en aerosol, las velas, los gases que despide la capa antiadherente de sus ollas y sartenes, o el humo de las estufas de leña o chimeneas. Lo anterior sería inofensivo en pequeñas cantidades, pero el cóctel corrosivo creado al mezclarse podría dar pie a la inflamación, una presión arterial elevada y al endurecimiento arterial. Abra las ventanas y use un ventilador para que circule el aire y disminuyan los niveles de contaminación.

15 …pero manténgalas cerradas en el auto.

Esto reduce la exposición a los contaminantes ambientales. Un estudio realizado por la Universidad Harvard descubrió que exponerse a la polución menoscaba la variabilidad de frecuencia cardíaca (VFC): la capacidad del corazón para responder a diversas actividades y al estrés. El VFC reducido se ha vinculado al incremento de muertes entre los sobrevivientes de infartos de miocardio así como entre la población general.


16 Preste atención al horario de verano… 

Un grupo de investigadores examinaron tres años de registros médicos del Hospital de Michigan con objeto de registrar los casos de infarto que requirieron una endoprótesis. El equipo descubrió que la frecuencia de dichos procedimientos fluctuaba al comienzo y al final del horario de verano. Un lunes después de adelantar el reloj, la cifra de infartos de miocardio aumentaba 24 por ciento. La incidencia total del evento durante dichas semanas no difirió sustancialmente, los científicos determinaron que la causa no era forzosamente el horario, aunque sí propiciaba que ocurrieran antes de lo previsto. Esto se debe quizá a la alteración del ciclo de sueño y vigilia, y al aumento del estrés al empezar una nueva semana laboral. No obstante, durante los martes posteriores a atrasar el reloj, se notó un descenso de 21 por ciento en la cantidad de infartos diarios.


17 …y a los desastres naturales

Los huracanes o terremotos que azotan a la zona en que vive lo afectan no solo mental y emocionalmente, sino también a nivel físico. Investigadores del Centro Médico Tulane, en Nueva Orleans, analizaron la cantidad de pacientes que sufrieron infartos en los años posteriores al impacto del huracán Katrina, en 2005. Hallaron que dichos casos se triplicaron en la década posterior al desastre natural en comparación con los registrados en 2003 y 2004. Los pacientes también fueron más propensos a sufrir presión arterial alta, enfermedad coronaria y diabetes.


18 Priorice el descanso

Un buen descanso nocturno es benéfico para su corazón, pero a medida que envejece, su encéfalo y sus neuronas sufren modificaciones. Sus patrones de sueño pagan el pato. Lo anterior significa que será más propenso a despertar durante la noche y le será menos posible lograr el estado de sueño profundo que su corazón necesita para funcionar adecuadamente. Las mujeres deben lidiar, además, con los síntomas del climaterio: los bochornos tienen fama de arruinar el descanso. “Factores como la menor duración del sueño y su peor calidad parecen estar asociados al aumento en la rigidez arterial y en la acumulación de placa de colesterol, sobre todo en las arterias carótidas”, señala la doctora Christine Jellis, cardióloga del Miller Family Heart, Vascular and Thoracic Institute de la Clínica de Cleveland. Aquí un par de consejos para dormir mejor: evite las siestas vespertinas y la cafeína seis horas antes de ir a la cama.


19 Café

Las investigaciones y sugerencias respecto a esta bebida se encuentran por doquier. Algunos estudios señalan que es nociva; otros enfatizan sus bondades. De acuerdo con el Colegio Americano de Cardiología (ACC, por sus siglas en inglés), el café podría ayudar a reducir el riesgo de sufrir arritmias, cardiopatías y ACV. Pero no es aconsejable . A decir de Morey, “la recomendación conservadora actual es no exceder las tres tazas al día”.


20 Carne vacuna magra

¿Le sorprende que aparezca en la lista? No debería. Morey nos cuenta que este alimento es rico en zinc, hierro y vitaminas del complejo B. Estos compuestos fortalecen su salud cardíaca. Ingiera solo cortes sin grasa como la falda y la carne picada (95 por ciento magra), o busque cortes de la pierna y el lomo, entre los que se encuentran la pulpa (ideal para guisar); todos los anteriores contienen menos grasa. Limite el consumo de carne a 120 gramos, no más de tres veces a la semana.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Juan Carlos
Juan Carlos

UN VASO DE AGUA Y EL JUGO DE MEDIO LIMÓN EXPRIMIDO. LO DEMÁS ES LO DE MENOS. SALUDOS.

Notas Relacionadas