Imagen Imagen

Si los únicos ejemplos mentolados en los que podés pensar son los chicles, con esta nota te convertirás en un experto: aprendé a usar las...

• ¿Necesitás un impulso rápido y refrescante mientras arreglás el jardín? Arrancá unas hojas de tu planta de menta, enjuagalas rápidamente y masticalas. O simplemente colocá algunas hojas en una jarra con agua helada para obtener un refresco sutilmente mentolado.

 

• Realzá el sabor de huevos revueltos y omelets con hojas de menta picadas.

 

• Las arvejas y la menta son una combinación habitual, pero ¿por qué no ir un poco más allá? Agregá hojas de menta finamente picadas mientras cocinás zanahorias, papas, berenjenas, chauchas o choclos.

 

• Incorporá hojas de menta fresca a tus ensaladas para darle un toque adicional entre las hojas verdes de sabor más neutral.

 

• Prepará panqueques mentolados con láminas de zucchini: cortá unos zucchini en rodajas finas, agregá queso feta triturado, miga de pan, un huevo, chalote, 2–3 cucharadas (30–45 ml) de menta picada, sal y pimienta a gusto. Dale forma de panqueques y espolvoreá con harina. Freí en un poco de aceite de oliva. ¡Fantástico!

 

• La menta, que naturalmente combina muy bien con el cordero, es también un excelente resaltador del sabor y acompaña muy bien cualquier receta con cerdo.

 

• ¿Molestias estomacales? Prepará un delicioso y relajante té de menta sin cafeína: colocá un puñado de hojas en una taza y agregá agua hirviendo. Dejá en remojo unos minutos y luego retirá las hojas con un filtro. Endulzá con miel.

 

• Prepará tu próxima salsa de pesto con menta en lugar de albahaca o perejil. Es un magnífico condimento para un sándwich de cordero asado, o para mezclar en alguna preparación con pasta y camarones.

 

• Agregá hojas de menta finamente picadas a tu próxima tanda de glaseado de chocolate antes de untarlo sobre tortas o cupcakes. Adorná con hojas de menta antes de servir. ¡A los chicos les va a encantar!

• ¡Hora de un cóctel! Probá este nuevo trago llamado Cojito. Preparalo de la misma forma que un mojito pero usá ron blanco, licor de coco, jugo de lima y menta.

 

• ¿Estás buscando un repelente de insectos que no contamine el ambiente? Frotá hojas de menta en tus manos o desparramá hojas de menta en el exterior de tu casa. ¡Y adiós a las hormigas y mosquitos!

 

• Para desalentar a los roedores que merodean por tu jardín, colocá hojas de menta en aquellos lugares en los que hayas encontrado heces de estos visitantes.

 

• Masticá algunas hojas de menta para refrescar tu aliento mucho más rápido que lo que tardás en decir “enjuague bucal”.

 

• ¿Estás picando ajo o cebolla? Refrescá esos dedos olorosos con menta. Lavate las manos, luego tomá unas hojas de menta y frotalas entre tus manos. Listo. ¡El olor desapareció!

 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen graciela
graciela

Hace unos años añorando la Argentina escribi al Correo de lectores y me contesto la que hoy es alguien imprescindible en mi dia a dia Claudia Precerutti., gracias Selecciones por acompañarme a lo largo de mi vida y darme una amiga incondicional, buena gente y sobre todo cariñosa,,respetuosa y genial

Imagen dora
dora

Soy una fanatica de la menta,muy bueno el articulo

Imagen Dennis
Dennis

Buena

Notas Relacionadas