Spa en casa: vapor, exfoliantes y mascarillas Spa en casa: vapor, exfoliantes y mascarillas

Prepare estos tratamientos de bajo costo con ingredientes que tiene en la alacena. Consta de 3 pasos: vapor, exfoliante y mascarilla. ¡A relajarse!

Si decide premiarse con un facial en un spa, parte del programa consistirá en estos tres pasos: vapor, exfoliación y mascarilla. Muchos tratamientos de spa se pueden reproducir fácilmente en casa por una fracción de su precio (y sin riesgos de contagio).
• El vapor abre los poros para una limpieza profunda.
• Las cremas exfoliantes eliminan las células muertas de la piel y mejoran la circulación, dotando a la piel de una luminosidad juvenil.
• Las mascarillas faciales humectan y nutren la piel.
Además, le brindarán unos minutos para relajarse (siempre puede hacer de cuenta que está en el spa). 

1 - Exfoliante fácil con aloe

Pruebe aplicarse gel de aloe vera fresco sobre la piel, antes de humectarla. El gel contiene ácidos que ayudan a eliminar las células muertas y revelan un cutis más fresco y radiante. Para obtener el gel, corte una hoja cerca de la base y ábrala a lo largo con un cuchillo. Raspe con una cuchara para extraer el gel.

2 - Exfoliante de arroz para una piel suave 

Las japonesas dependen del arroz para mantener su cutis limpio y suave. Este exfoliante contiene bicarbonato, para desprender las células muertas. La canela y la cáscara de limón combaten inflamaciones y bacterias. Un tratamiento perfecto para la piel oleosa y propensa a granitos. 
Necesitará:
• 2 cucharadas de bicarbonato de sodio 
• 2 cucharadas de arroz, molido en el molinillo de café o en la procesadora 
• 1 cucharadita de cáscara de limón finamente rallada 
• ½ cucharadita de canela en polvo 
1 - Mezclar todos los ingredientes en un frasco de boca ancha, limpio y seco. 
2 - Para usar, masajear suavemente con el exfoliante sobre la piel húmeda. Enjuagar. 

3 - Baño de vapor con limón y romero

El limón tonifica la piel y tiene una suave acción antibacteriana, y el romero estimula la circulación.
Necesitará:
• 1 limón, en rebanadas
• 1 cucharada de romero seco
• 5 gotas de aceite esencial de lavanda (optativo)
1 - Llenar un bol con agua hirviendo. Agregar el limón, el romero y el aceite de lavanda.
2 -  Cubrirse la cabeza y hombros con una toalla para formar una especie de carpa e inclinarse sobre el bol, manteniendo la cara a unos 25 cm del agua caliente.
Exponerse al vapor 10 minutos. Refrescarse con agua y secar con una suave presión.

4 - Exfoliante suavizante de avena y té

La avena y las almendras molidas son exfoliantes. Este preparado sirve para la piel seca, porque la humecta y desprende las células muertas que pueden generar una piel apagada.
Necesitará:
•  ½ taza de avena arrollada
•  ½ taza de almendras
•  3 cucharadas de hojas de té verde (en hebras o envasado)
•  Aceite de oliva virgen
1 - Colocar la avena y las almendras en la procesadora y triturarlas groseramente. Añadir el té y procesar hasta obtener una mezcla fina y con textura arenosa.
2 - Conservar la mezcla en un frasco hermético esterilizado.
3 - Para usar, mezclar 1 o 2 cucharadas de la preparación con la cantidad necesaria de aceite de oliva para formar una pasta.
4 - Dejar reposar 1 o 2 minutos para que tome consistencia.
Aplicar con un suave masaje con la yema de los dedos, sobre la piel húmeda; enjuagar. 

5 - Exfoliante de miel y almendras 

Esta preparación sirve para usar en codos, pies, piernas y otros lugares con piel áspera.
Necesitará:
•  1 cucharada de miel, o más si es necesario
•  2 cucharadas de almendras molidas
•  5 gotas de aceite esencial de lavanda (optativo)
1 - Entibiar la miel dentro de una taza, apoyándola sobre agua caliente unos minutos.
2 - Procesar las almendras hasta triturarlas finamente. Colocar en un bol y mezclar con miel tibia hasta formar una pasta untable. Agregar el aceite esencial, si se prefiere.
3 - Humedecer la piel con agua tibia. Masajear con la pasta donde la piel se descama.
Conservar el producto en la heladera, cubierto con film. Entibiar antes de usar. 

6 - Baño de vapor de manzanilla y menta

La manzanilla calma las irritaciones y la menta refresca la piel. Hay muchas hierbas para cocinar y tés en saquitos que se usan en tratamientos de vapor para el rostro. Por ejemplo: las infusiones de salvia, tomillo, orégano y té con mezcla de cítricos sirven para la piel grasa. Las semillas de hinojo son muy buenas para la piel seca o madura (se deben triturar o moler antes de usar). Los blends de té especiados son una maravilla para activar la circulación.
Necesitará:
•  2 saquitos de té de manzanilla
• 2 saquitos de té de menta
• ½ litro de agua hirviendo
1 - Colocar los saquitos de té en un bol térmico y cubrirlos con agua hirviendo.
2 - Cubrirse la cabeza con una toalla para formar una carpa e inclinarse sobre el bol, a unos 25 cm del agua caliente. Cerrar los ojos y quedarse al vapor de 10 a 15 minutos.
3 - Al terminar, refrescarse la cara y el cuello con agua y secar con una suave presión.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas