Secretos que su cuerpo está tratando de revelarle Secretos que su cuerpo está tratando de revelarle

Tome conciencia de sus formidables poderes mentales para gozar de una mejor salud.

Soy capaz de visualizarme saciado de comida

Si se dispone a tomar un batido de leche y le parece que es muy alto en grasas y calorías, los niveles de ghrelina —la hormona que regula el apetito— descenderán mucho y lo dejarán con una mayor sensación de saciedad que si optara por una bebida más saludable, incluso si ambas aportaran la misma cantidad de calorías, según demostró un estudio publicado recientemente en la revista Health Psychology. 

¿Puede aumentar mi masa cerebral a través de la meditación?

Imágenes de resonancia magnética muestran que el hipocampo —la parte del cerebro que se encarga del aprendizaje y la memoria— se hace más denso con solo un par de meses de practicar la meditación profunda. Además, la densidad de las células cerebrales disminuye en la amígdala, la parte que regula el miedo, la ansiedad y el estrés. Esos cambios físicos del cerebro alteran su estado de ánimo. 

¿Puede elevar mi temperatura corporal?

Un grupo de monjas tibetanas es capaz de aumentar su temperatura corporal interna a unos 37,7 °C en condiciones de temperatura ambiental bajo cero con solo practicar un tipo de meditación llamado g-tummo. Se trata de un grupo poco común, es cierto, pero unos investigadores enseñaron a sujetos occidentales una técnica similar y observaron que lograban elevar su temperatura corporal. La respiración que usaban producía termogénesis, un proceso de generación de calor que podría mejorar el rendimiento de las personas en entornos helados. 

Puede añadir años a su vida

Si mantiene una actitud positiva respecto al envejecimiento y se siente constantemente útil y feliz, lo más probable es que viva unos siete años adicionales, indican estudios realizados por la Universidad Yale. 

PIÉNSELO DOS VECES ANTES DE...

Tomar gaseosas dietéticas

Si bebe una lata al día o más, podría terminar con tres veces más grasa abdominal que si no lo hiciera. Investigadores de Texas realizaron un estudio para demostrarlo: los sujetos que tomaron gaseosas sin azúcar a diario aumentaron unos ocho centímetros de cintura en nueve años; los que no bebieron ninguna aumentaron solo dos centímetros, y los bebedores ocasionales, 4,5 centímetros. Elegir una bebida dietética en vez de una regular para ingerir menos calorías puede resultar contraproducente. Un estudio mostró que quienes lo hacían terminaban consumiendo más alimentos —y calorías— a lo largo del día. Por favor, tome solo agua mineral. 

Agachar la cabeza para ver el teléfono

¿Colgaría a su cuello cuatro bolas de bowling? Antes de decir que es una pregunta tonta, considere esto: el peso combinado de esas bolas —unos 27 kilos— equivale a la fuerza que ejerce al inclinar la cabeza hacia delante en un ángulo de 60 grados para enviar un mensaje de texto desde su smartphone. Y hace eso ¡hasta cuatro horas al día! Por amor a sus vértebras cervicales y su integridad, procure mantener el teléfono a la altura de sus ojos. 

Ponerse un suéter tan pronto como sienta frío

Aguante un poco. Unos investigadores descubrieron que cuando tiembla de frío se activan ciertas hormonas que convierten el tejido adiposo blanco, que almacena energía, en tejido pardo, que quema calorías. Temblar por espacio de 10 o 15 minutos tiene un efecto hormonal equivalente a realizar un ejercicio moderado durante una hora. 

Saltarse el estiramiento antes de hacer ejercicio

Se esfuerza por hacer ejercicios cardiovasculares y de fortalecimiento con regularidad, lo cual está bien, pero sus articulaciones necesitan estirarse también, sobre todo a medida que envejece. El tejido conjuntivo que forma y da soporte a los ligamentos y los tendones se vuelve más rígido y quebradizo con la edad, lo que implica una disminución de la flexibilidad y el rango de movimientos. Yoga y pilates son dos buenas opciones para estirar los músculos y las articulaciones, pero incluso los ejercicios de estiramiento sencillos y controlados de entre 10 y 30 segundos de duración pueden ayudar a que conserve el movimiento más fácilmente. 

“Olvidar” contarle a su médico sobre los problemas de memoria

Solo uno de cada cuatro adultos mayores de 44 años reconoce tener problemas de memoria. Si empieza a olvidar cosas, es muy importante que se lo diga al médico. A veces un fármaco o una combinación de fármacos provoca confusión o me vuelve olvidadizo. La ansiedad y la depresión también pueden tener ese efecto, al igual que una tiroides lenta o una deficiencia de vitamina B12. Estas condiciones son completamente tratables. Y si acaso sus lagunas de memoria están relacionadas con la demencia senil, un diagnóstico temprano resulta decisivo, ya que ofrece al cerebro una mejor oportunidad de beneficiarse con el tratamiento. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Dennis
Dennis

muy buen articulo

Imagen Valeria
Valeria

Todos los meses aprendemos algo nuevo con Selecciones!

Notas Relacionadas