Imagen Imagen

Descubrí las propiedades de esta hierba. Estudios recientes se han concentrado en sus efectos benéficos para el sistema circulatorio y para el coraz&oa...

Previene: AFTAS, ANSIEDAD, COLESTEROL ALTO, DOLOR DE GARGANTA, CONCENTRACIÓN, LARINGITIS, MEMORIA, OLOR CORPORAL, PROBLEMAS DIGESTIVOS, RESFRÍOS Y CONGESTIÓN,SINUSITIS, SUDORACIÓN NOCTURNA, TIÑA, TRANSPIRACIÓN 

Esta hierba, que típicamente se usa para condimentar carnes, era apreciada ya en épocas antiguas por su poder medicinal. La salvia toma su nombre de la palabra latina salvere, que significa “salvar o mantener a salvo”. Sin duda, su nombre es acertado; en la época anterior a la refrigeración, la salvia se usaba para conservar la carne. La salvia es un antiinflamatorio y un remedio antibacterial que se usa en enjuagues bucales para hacer gárgaras cuando hay dolor de garganta, infección de encías, gingivitis y úlceras bucales. Parece tener un efecto antisudoral, por lo que es una hierba popular en el tratamiento del sudor nocturno asociado con la menopausia. También mejora la concentración y el estado de ánimo. Un estudio clínico reciente sugiere que podría tener un efecto positivo en los síntomas del Alzheimer. Estudios recientes se han concentrado en sus efectos benéficos para el sistema circulatorio y para el corazón. Los resultados de algunas pruebas clínicas indican que tiene un uso potencial en el tratamiento de angina de pecho y presión arterial alta. En pruebas de laboratorio se ha demostrado que tiene un efecto protector del hígado, lo cual podría explicar el uso de la raíz en el tratamiento de afecciones hepáticas crónicas y delicadas. Se recomiendo no usar la raíz de esta planta si estás embarazada o lactando.


JARDINERÍA
Ubicación. Salvo raras excepciones, el género Salvia, principalmente las especies de hoja gris, requieren un terreno bien drenado y soleado. No son plantas adecuadas para interiores y se infestan con facilidad de mosca blanca y escamas.
Propagación. Las variedades  de salvia se propagan por semillas, esquejes de las puntas o división.
Mantenimiento. La mayoría de las salvias de arbusto responden bien si se podan con delicadeza, en especial después de dar flores. No utilices demasiado fertilizante para estas plantas.
Plagas y enfermedades. Retirá las orugas con la mano. Si se marchitan repentinamente, querrá decir que hay una mala filtración o pudrimiento de raíz.
Cosecha y almacenamiento. Cortá las hojas frescas y las flores para uso culinario en cualquier momento. Secá las hojas y los vástagos antes de que florezcan; extentelos en un lugar bien ventilado y guardalos en recipientes herméticos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas