Repollo Repollo

El repollo colorado tiene aún más vitamina C que el blanco, pero este contiene dos veces más folato que el primero; ambos aportan potasio y fibra.

Aunque el repollo no es tan nutritivo como el brócoli, los repollitos de Bruselas o la coliflor, les gana a todos en consumo. De hecho, en algunos lugares del mundo, está a la par del consumo de papas. Con mucha fibra y pocas calorías (80 g de repollo cocido tienen apenas 14 kcal), el repollo es un buena fuente de vitamina C (más de 15 mg en 80 g). El repollo colorado tiene aún más vitamina C que el blanco, pero este contiene dos veces más folato que el primero; ambos aportan potasio y fibra.

BENEFICIOS

  • Excelente fuente de vitamina C.
  • Tiene pocas calorías y mucha fibra.
  • Ayuda a prevenir el cáncer de colon y tumores estimulados por el estrógeno.

DESVENTAJAS

  • Puede provocar inflamación y flatulencia.
  • Al cocinarlo emana un fuerte y algo desagradable olor a azufre.
  • El chucrut tiene mucha sal.

El repollo tiene compuestos que combaten el cáncer

El repollo pertenece a la familia de las crucíferas, asociadas con muchos beneficios para la salud. Es bien sabido que quienes comen una gran cantidad de repollo tienen una baja tasa de cáncer de colon. Se supone que esto deriva de las sustancias vegetales que inhiben el crecimiento de tumores y protegen las células del daño de los radicales libres, esas moléculas inestables que se liberan cuando el cuerpo usa oxígeno. Algunas de estas sustancias aceleran también el metabolismo del estrógeno, lo que puede explicar por qué las mujeres cuya dieta incluye gran cantidad de repollo y verduras similares tienen menos incidencia de cáncer de mama. Esta acción química puede también proteger contra cánceres de útero y de ovario. De particular interés es el indol-3 carbinol, un componente del repollo que en estudios en animales redujo el riesgo de cáncer. Sin embargo, se considera prematuro aconsejar el uso de este compuesto en píldoras.

Tipos de repollo más populares:
  • El blanco tiene un sabor suave que se aprecia crudo o cocido.
  • El colorado es similar al blanco, pero tiene más vitamina C.
  • El akusay, con un tallo similar al apio y hojas blancas, tiene más calcio.

Métodos de preparación

El repollo puede servirse crudo en la ensalada conocida como "coleslaw". Para una versión reducida en calorías puede usarse yogur descremado, vinagre y aceite para condimentarlo. En el chucrut se consume remojado en salmuera y luego fermentado. Para bajar el contenido de sodio, hay que enjuagarlo antes de calentarlo. Si se lo cocina al vapor o se lo saltea, se conservan la mayoría de los nutrientes. Hay que evitar usar vajilla de aluminio, que produce una reacción química que decolora la verdura y altera su sabor. Podés usar la licuadora para hacer jugo de repollo, eficaz para aliviar la acidez.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas