Le enseñamos a lidiar con los piojos y liendres en la edad escolar Le enseñamos a lidiar con los piojos y liendres en la edad escolar

Tener piojos no es motivo de vergüenza: es una de los parásitos más comunes y contagiosos que hay, incluso pueden atacar a adultos. Tips para combatirlos.

No hay por qué avergonzarse de tener liendres. Se contagian por el contacto cabeza a cabeza. Si su hijo no deja de rascarse el cuero cabelludo, esto podría ser señal de contagio de liendres, que pueden haber estado allí por semanas, incluso meses.
Estos parásitos son más comunes entre niños en la escuela menores de 11 años, en especial las niñas. Los huevos de los piojos se fijan al cabello, cerca del cuero cabelludo, hasta que eclosionan. Las ‘liendres’ son los huevos de los piojos después de la eclosión. Las heces de los piojos pueden producir una reacción alérgica en la zona de la nuca.

Señales de alerta:

• Si su hijo muestra signos reveladores, inspecciónele detalladamente el cuero cabelludo. 
• Los piojos vivos son una señal segura de infestación presente, y son difíciles de ver. 
• Busque también liendres con forma de lágrima, que se pueden confundir con la caspa. 
• Inspeccione cuellos y almohadas para encontrar excremento en forma de puntos negros. 

Técnicas para combatirlos:

• Peinar el cabello húmedo con un peine fino para piojos es una forma efectiva y no tóxica de erradicar piojos, aunque lleva bastante tiempo.
• Aplique mucho acondicionador; luego, peine con minuciosidad.
• Pase primero un peine común.
• Divida el cabello en secciones y trabaje en cada una por turnos con el peine fino.
• Comience a pasar el peine lo más cerca que pueda del cuero cabelludo y, luego, limpie el peine con un pañuelo de papel.
• Si encuentra piojos en el papel, repita de tres a cuatro días en el plazo de una quincena para eliminar los piojos nuevos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas