Ejercicio físico: errores frecuentes Ejercicio físico: errores frecuentes

1. "No como porque así el entrenamiento será más efectivo". Los músculos necesitan nutrientes para funcionar y crecer, así que alimentate como debe ser. Ingerí por lo menos cinco raciones de comida al día que incluyan todos los alimentos requeridos.

2. "Si transpiro bajaré de peso más rápido". Eso es parcialmente cierto, efectivamente al transpirar copiosamente se baja de peso, pero ocurre porque se están eliminando líquidos del cuerpo. El peso perdido de esta forma se recupera al momento de beber un par de vasos de agua. Sudar no es sinónimo de adelgazar, así que debés beber agua mientras entrenás para prevenir la deshidratación y mejorar tu rendimiento. Evitá usar demasiada ropa y olvidate de usar fajas para sudar, no te ayudarán a bajar de peso más rápido.

3. Si entreno intensamente durante estas semanas luciré como quiero. Esa idea solo te conducirá al abandono del ejercicio físico, por eso armate de paciencia, constancia y disciplina para alcanzar verdaderos resultados. Debés tener claro que el músculo no crecerá en un solo día, o que tendrás en un mes un cuerpo como el que soñás.

4. Yo entreno 7 días a la semana para llegar más rápido a mi meta. No conviertas el ejercicio físico en un castigo, ejercitarte de este modo te llevará al sobreentrenamiento y con seguridad a lesiones musculares, es necesario darle al cuerpo tiempo suficiente para que se recupere.

5. No elongar lo suficiente. Los movimientos de elongación son más importantes después del ejercicio que antes. Se recomienda trabajar todos los grupos musculares para reducir el riesgo de lesiones o dolor. Ayuda a que los músculos contracturados se vayan recuperando. Los especialistas recomiendan 3 o 4 repeticiones para cada grupo muscular, durante 15 a20 segundos cada una. La mayoría no realiza calentamiento antes del ejercicio, ni estiramientos al finalizar la actividad física. Sin embargo, estas son dos etapas fundamentales que no debés obviar. 7. Levantar demasiado peso. Sin exceso de peso los músculos trabajan mejor, no por agregar más peso tendrás mejores resultados. Recordá que lo más importante es realizar los movimientos lentamente siguiendo la técnica correcta para estimular los músculos apropiados.

8. No enfriar después del ejercicio. La llamada "recuperación activa" es la contrapartida del precalentamiento, y tan necesario como este para conservar la flexibilidad muscular y la fluidez de las articulaciones. Baja las pulsaciones y oxigena gradualmente los tejidos. Consiste en caminar, trotar suave o extender las piernas durante unos 5 minutos. Los beneficios de enfriar también se prolongan al corazón, que por otra parte también es un músculo.

9. Consumir barras y bebidas energéticas durante el ejercicio moderado. Los nutricionistas señalan que una sola de esas barras puede aportar 300 calorías, cuando se obtienen los mismos resultados con menos calorías con una fruta. Una dieta balanceada suministra suficientes nutrientes como para poder realizar la actividad física sin desfallecer de agotamiento.

(Fuente: http://www.alimentacion-sana.com.ar)    

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas