Imagen Imagen

 

Previene: ARTRITIS, ASMA, TIÑA, COLESTEROL ALTO, ECZEMAS, FORÚNCULOS, MAL DE ALZHEIMER, MEMORIA, CÁNCER, PSORIASIS, BURSITIS Y TENDINITIS.    

La cúrcuma tiene una larga historia dentro de la medicina tradicional ayurvédica y china, que la consideran un magnífico tonificador y depurador de la sangre, así como un remedio efectivo contra la artritis, problemas de la piel como la psoriasis, desórdenes digestivos y hepáticos. Contiene un compuesto llamado curcumina, responsable de su color amarillo vivo. Se han identificado importantes propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, así como un efecto protector en el hígado y la capacidad de aumentar la secreción de bilis. También se ha probado que la cúrcuma reduce los niveles de colesterol malo en la sangre y el endurecimiento o bloqueo de las arterias. Investigaciones recientes también han permitido descubrir una variedad de posibles efectos contra el cáncer. Pruebas clínicas han demostrado que también es eficaz para reducir los síntomas de la artritis reumatoide y la inflamación postoperatoria, y que es efectiva para curar la indigestión, úlceras estomacales y casos de inflamación intestinal como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

EN LA COCINA

Comprá rizomas limpios, carnosos y aovados de consistencia firme. Deben tener un aroma cálido y ligero y un sabor terroso. La cúrcuma se puede usar fresca, o seca y molida. Se utiliza en polvos y pastas de curry, pepinillos y chutneys, vegetales, arroz y platos a base de lentejas, aves de corral, pescado y mariscos. Añade un tinte amarillo brillante a los alimentos. Advertencia: si estás embarazada o lactando, no la uses en dosis mayores a las cantidades que empleás para cocinar.

JARDINERÍA

La cúrcuma pertenece a la familia del jengibre, y sus rizomas aportan un tono dorado a los curris.

Ubicación: para prosperar requiere un suelo rico y húmedo y clima templado. Las plantas se secan bajo tierra cada invierno y superan algunas heladas.

Propagación: por segmentos de rizoma.

Mantenimiento: se recomienda dividirla cada año.

Plagas y enfermedades: sirve como repelente de hormigas.

Cosecha y almacenamiento: herví los rizomas durante varias horas antes de secarlos y pulverizarlos.  

También te puede interesar: Slow food, ¿qué es?

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas