Imagen Imagen

Los arándanos se disfrutan todo el año en forma de jugo, como fruta desecada, y son una adición sabrosa para cereales, muffins y otros...

Los arándanos rojos pertenecen a la misma familia que los azules y al igual que estos, están repletos de antioxidantes. Como remedio casero, el jugo de arándanos combate infecciones de la vejiga.

Previene:

CÁLCULOS DE RIÑON  Y VESÍCULA, FATIGA, GOTA, INFECCIONES DE LA VEJIGA, INFECCIONES URINARIAS, PREVENCIÓN DE LA CISTITIS, SUPLEMENTO DE ANTIOXIDANTES.

¿Qué contiene?

Los arándanos rojos contienen antioxidantes, algunos de los cuales provienen de las proantocianidinas (que les da a los frutos su color). Estos antioxidantes neutralizan en el organismo las partículas llamadas radicales libres. Como los personajes del Pac-Man, los radicales libres circulan velozmente por el cuerpo y dañan las membranas celulares y el ADN; pueden llegar a causar la muerte celular. Comer frutas y verduras de colores brillantes y variados asegura la provisión de un amplio espectro de antioxidantes que disminuye los riesgos de desarrollar una cantidad de enfermedades crónicas, incluyendo cáncer, enfermedades cardíacas y diabetes.

 

La palabra de la ciencia

 

El jugo de arándanos rojos se ha usado durante largo tiempo como remedio casero para la cistitis y para prevenir cálculos en el riñón y la vejiga. Originalmente este beneficio se atribuía al ácido quínico, una sustancia del arándano que aumenta la acidez de la orina y previene la formación de piedras de calcio. Los investigadores pensaban que esta mayor acidez contribuía a prevenir la cistitis. Sin embargo, los estudios demuestran que los arándanos también contienen una sustancia antibiótica natural que hace que las paredes de la vejiga se vuelvan inhóspitas para los microorganismos responsables de las infecciones urinarias. Esto evita que las bacterias formen colonias; en lugar de eso, son arrastradas fuera del organismo junto con la orina.El jugo de arándano azul tiene un efecto protector similar. Jardinería El arándano es un arbusto caducifolio bajo (1 mde altura), con hojas ovaladas y aserradas. Sus flores como campanas, blancas o rosadas, dan pequeñas bayas comestibles morado oscuro de sabor agridulce. 

Ubicación

El arándano crece en suelo ácido y húmedo, al sol o bajo una sombra tenue, y prefiere los climas fríos a los moderados. Soporta temperaturas muy bajas, pero no los vientos fuertes.

Propagación

Puede ser mediante semillas o hijuelos en la temporada otoño-invierno, en tierra preparada. Dejá de 1,2 a 1,5  m de distancia entre las plantas.

Mantenimiento

Durante los primeros años de desarrollo hay que usar una cobertura plástica; después, el suelo se debe cubrir con corteza de pino para mantener la humedad. El agua de riego debe ser de buena calidad. Hay que mantener a raya las malas hierbas (maleza).

Plagas y enfermedades

Las principales son la septoriosis, un hongo que daña las hojas, y la antracnosis, que provoca que el fruto se pudra.

Cosecha y almacenamiento

Cortá las hojas en cualquier momento, a medida que lo requiera. Cosechá las bayas cuando estén maduras; guardalas en bolsas de plástico dentro de la heladera, se conservan bien hasta por dos semanas.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas