Imagen Imagen

Año tras año crece la importancia que le damos a nuestra apariencia física. Enterate de los tratamientos para mejorarla.

No es ninguna novedad que, año tras año, crece la demanda de personas que se realizan tratamientos para mantenerse jóvenes y saludables. La aparición de técnicas menos invasivas que brindan resultados casi inmediatos, costos más accesibles, y mayor difusión de estas intervenciones (sin mencionar la enorme presión social por tener un cuerpo perfecto) parecen ser algunas de las principales razones de este incipiente fenómeno.
Según una encuesta realizada por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética (ISAPS), la Argentina, México y Brasil se encuentran entre los primeros diez países en los que más cirugías estéticas se practican. Mujeres y hombres por igual se someten a estos tratamientos, y no sólo el segmento de más edad: la Sociedad de Argentina de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora asegura que la edad promedio de las pacientes bajó a 25 años durante la última década. 
Pese a la “democratización” de los tratamientos estéticos, los especialistas explican que hay que tomar recaudos para hacerse una intervención. A continuación, la información actualizada sobre las técnicas más utilizadas.

1. Tratamientos quirúrgicos
El doctor Marcelo Donzis, especialista en cirugía estética y miembro titular de la Asociación Argentina de Cirugía, aclara: “Los tratamientos quirúrgicos son para corregir o modelar el cuerpo, no para adelgazar”. Y subraya que “antes de cualquier corrección quirúrgica en pacientes obesos es importante que la dieta esté controlada por un especialista, ya que resulta indispensable tener las proteínas suficientes para este tipo de intervenciones. Las mismas ayudan a tener una buena cicatrización”.

2. Lipoaspiración
A través de una pequeña incisión, de apenas unos milímetros, se introduce una cánula y se aspira el tejido adiposo de una determinada zona del cuerpo. “Se realiza bajo anestesia local y es de pronta recuperación, siempre se debe realizar en un quirófano”, enfatiza Donzis. El paciente se reincorpora a sus actividades habituales en pocos días. Es habitual tratar, en la misma sesión, las caderas, la región abdominal y las zonas lumbares, los muslos y rodillas.
Según los expertos, la lipoaspiración está contraindicada para pacientes con problemas respiratorios o cardíacos, con exceso de peso y con mala circulación.

3. Lipoescultura láser
“La lipoescultura láser asistida es una de las mejores técnicas para tratar la obesidad localizada, ideal para aquellos que desean un resultado rápido y poco invasivo. Se realiza con sedación y anestesia local. Este tratamiento genera escasos hematomas y es de recupera- ción ligera. Como complemento para desinflamar y compactar los tejidos, hay que realizar drenaje linfático manual y ultrasonido”, explica el doctor Alberto
Edgardo Vaninetti, médico especialista en cirugía plástica y reparadora, y director de la clínica Obestética. “Este método es útil para modelar el cuerpo, pero de ninguna manera apunta a bajar de peso. Pese a esto, los pacientes suelen disminuir algunos talles de indumentaria”, aclara.

4. Dermolipectomía
Es una técnica quirúrgica que consiste en la eliminación del exceso de piel y grasa abdominal. Donzis explica: “se realiza una incisión por debajo del ombligo, lo más cercana posible al pubis, en sentido horizontal, para que se note lo menos posible y, en el caso de la mujer, —por ejemplo— pueda vestir una bikini sin que el corte quede expuesto”.
Es recomendable en los casos de embarazos con gran distensión de abdomen o en un 
adelgazamiento importante (debido a una cirugía bariátrica). 
También puede aplicarse para solucionar la flacidez de los brazos y las mamas.
“Para el tratamiento de las mamas se puede  realizar un procedimiento combinado de levantamiento de las mismas llamado pexia, conjuntamente con una lipoaspiración modeladora”, agrega Donzis.

5. No quirúrgicos
La doctora Ana Cappelletti, médica especialista en endocrinología ginecológica y coordinadora de la Carrera de Especialización en Nutrición con Orientación en Obesidad de la Universidad Favaloro, explica que hay muchas técnicas no quirúrgicas que ayudan a tratar zonas más rebeldes y modelar el cuerpo, pero aclara que deben ser usados con prudencia. “No existen las soluciones mágicas”, concluye. 
“Contamos con aparatología que puede brindar beneficios si está correctamente indicada. Pero ninguna máquina resuelve nada en el corto plazo. Los tratamientos para la grasa depositada, sobre todo en caderas y muslos de las mujeres, deben usarse como complemento de un plan nutricional. El diagnóstico médico previo y el seguimiento del tratamiento es crucial porque algunos pueden terminar siendo perjudiciales. Por ejemplo, aquellos basados en calor son contraproducentes para quienes padecen várices”. 

6. Masoterapia o drenaje linfático manual

“Es una técnica específica de masajes manuales que activa y mejora la circulación del líquido acumulado en los tejidos y en los vasos linfáticos. Tiene un importante efecto antiedematoso y ayuda a mejorar la celulitis y a eliminar cúmulos de grasa”, dice Donzis. A su vez, el masaje, al incrementar la temperatura de la piel y de los tejidos, fomenta la afluencia de sangre en la zona y mejora la nutrición de la piel y de los músculos. Recomendación: dos veces  por semana, como mínimo diez sesiones, dependiendo de la patología de la paciente.

7. Presoterapia
Se realiza con un equipo de faja y botas neumáticas en el que se introducen las piernas. Las botas se inflan, en sentido ascendente, y realizan un masaje que estimula la circulación venolinfática. Es útil en casos de celulitis edematosa y ayuda a disminuir la retención de líquidos.
Está contraindicada para hipertensos y embarazadas.
Recomendación: dos o tres veces por semana, mínimo 10 sesiones, aunque algunas pacientes con trastornos circulatorios severos deben limitar sus efectos al tiempo que dure el tratamiento. 

8. Oxígeno Activo
“El baño de oxígeno activo contribuye a eliminar toxinas y potencia los resultados de la actividad física”, explica la doctora Silvia Caminotti, del staff médico del centro de estética Figurella. 
El cuerpo recibe durante 15 minutos una vaporización de oxígeno activo que penetra en los tejidos, acelera la eliminación de la adiposidad, previene la celulitis y favorece la eliminación de impurezas. Además mejora la elasticidad y la textura de la piel. Las embarazadas deben consultar a su obstetra para realizar este tratamiento. Recomendación: una o dos sesiones semanales, mínimo de 2 meses complementando con otros tratamientos.

9. Electroestimulación
Es una técnica que produce contracciones musculares con el fin de modelar el contorno corporal, aumentar la tonicidad de los músculos y eliminar la flacidez. “Los contractores tienen la capacidad de alcanzar músculos profundos y hacerlos trabajar con mucha intensidad, degradando las grasas almacenadas y provocando la reducción del contorno corporal. La electroestimulación trabaja también sobre el sistema circulatorio, favoreciendo al drenaje linfático que incide directamente sobre los tejidos afectados por la celulitis”, explica el doctor Donzis.
Esta técnica es recomendable para personas con marcapasos, tumores, trombosis o varices, epilépticas o con procesos hemorrágicos o infecciosos. Recomendación: dos sesiones semanales, mínimo un mes.

10. Termoterapia
Aplicadas sobre la piel, las bandas térmicas difusoras generan calor, a través de la emisión de radiación infrarroja de onda larga, que es transmitido al tejido adiposo estimulando la elevación de la tasa metabólica local lo que promueve el mecanismo de lipólisis (degradación de los lípidos o grasas). La termoterapia ayuda a disminuir acumulaciones de adiposidades localizadas, especialmente en el abdomen, los brazos, las caderas y las piernas.
Está contraindicado para personas con várices o problemas circulatorios, por eso es indispensable una indicación médica. 

11. Ultrasonido
Es una técnica no invasiva basada en vibraciones mecánicas (ondas sonoras de alta frecuencia) que penetran en las capas internas de la piel y ayudan a reducir cúmulos de grasa, atacan la celulitis y mejoran el aspecto de la piel. 
Los especialistas utilizan el método Hidrolipoclasia Ultrasónica, reconocido por su sencillez y por sus buenos resultados en la reducción de las adiposidades localizadas. Consiste en la infiltración de solución fisiológica y lidocaína en la piel, a una profundidad de un centímetro, y luego se aplica energía ultrasónica de alta potencia, lo que permite disolver la grasa para luego eliminarla a través de la orina.

12. Carboxiterapia
Es un tratamiento basado en el uso de CO2 (anhídrido carbónico) como gas terapéutico a través de la aplicación hipodérmica. Ayuda a estimular el metabolismo local, aumentando la cantidad y la velocidad del flujo sanguíneo, disminuyendo la acumulación de líquido entre las células y desintegrando la grasa de la hipodermis. Es eficaz para la destrucción del tejido graso. Recomendación: mínimo una sesión semanal, por 6 a 8 semanas.

13. Mesoterapia
Está indicada para mejorar la celulitis, piel de naranja, la flacidez y eliminar la grasa localizada. Con una aguja muy fina se infiltra en la zona afectada una mezcla de sustancias reafirmantes, reductoras de la grasa, y diuréticas que favorecen la circulación sanguínea.
Los resultados óptimos se obtienen al mes de la última sesión. Los especialistas recomiendan una aplicación por mes, sobre todo en invierno, para mantener los resultados. 
En ocasiones, pueden aparecer hematomas a causa de la infiltración, una ligera picazón, enrojecimiento de la zona, entre otras reacciones, pero esos síntomas suelen ser transitorios. 
La mesoterapia está contraindicada si el paciente presenta alguna infección en la piel, problemas de coagulación, alergias y atopías cutáneas. No debe exponerse al sol la zona durante el tiempo en que se está realizando el tratamiento. Recomendación: una sesión semanal de 15 minutos durante ocho semanas seguidas y luego, dos o cuatro sesiones quincenales.

14. Oxígeno Activo
“El baño de oxígeno activo contribuye a eliminar toxinas y potencia los resultados de la actividad física”, explica la doctora Silvia Caminotti, del staff médico del centro de estética Figurella. 
El cuerpo recibe durante 15 minutos una vaporización de oxígeno activo que penetra en los tejidos, acelera la eliminación de la adiposidad, previene la celulitis y favorece la eliminación de impurezas. Además mejora la elasticidad y la textura de la piel. Las embarazadas deben consultar a su obstetra para realizar este tratamiento. Recomendación: una o dos sesiones semanales, mínimo de 2 meses complementando con otros tratamientos.

15. Electroestimulación
Es una técnica que produce contracciones musculares con el fin de modelar el contorno corporal, aumentar la tonicidad de los músculos y eliminar la flacidez. “Los contractores tienen la capacidad de alcanzar músculos profundos y hacerlos trabajar con mucha intensidad, degradando las grasas almacenadas y provocando la reducción del contorno corporal. La electroestimulación trabaja también sobre el sistema circulatorio, favoreciendo al drenaje linfático que incide directamente sobre los tejidos afectados por la celulitis”, explica el doctor Donzis.
Esta técnica es recomendable para personas con marcapasos, tumores, trombosis o varices, epilépticas o con procesos hemorrágicos o infecciosos. Recomendación: dos sesiones semanales, mínimo un mes.

16. Termoterapia
Aplicadas sobre la piel, las bandas térmicas difusoras generan calor, a través de la emisión de radiación infrarroja de onda larga, que es transmitido al tejido adiposo estimulando la elevación de la tasa metabólica local lo que promueve el mecanismo de lipólisis (degradación de los lípidos o grasas). La termoterapia ayuda a disminuir acumulaciones de adiposidades localizadas, especialmente en el abdomen, los brazos, las caderas y las piernas.
Está contraindicado para personas con várices o problemas circulatorios, por eso es indispensable una indicación médica. 

17. Ultrasonido
Es una técnica no invasiva basada en vibraciones mecánicas (ondas sonoras de alta frecuencia) que penetran en las capas internas de la piel y ayudan a reducir cúmulos de grasa, atacan la celulitis y mejoran el aspecto de la piel. 
Los especialistas utilizan el método Hidrolipoclasia Ultrasónica, reconocido por su sencillez y por sus buenos resultados en la reducción de las adiposidades localizadas. Consiste en la infiltración de solución fisiológica y lidocaína en la piel, a una profundidad de un centímetro, y luego se aplica energía ultrasónica de alta potencia, lo que permite disolver la grasa para luego eliminarla a través de la orina.

18. Carboxiterapia
Es un tratamiento basado en el uso de CO2 (anhídrido carbónico) como gas terapéutico a través de la aplicación hipodérmica. Ayuda a estimular el metabolismo local, aumentando la cantidad y la velocidad del flujo sanguíneo, disminuyendo la acumulación de líquido entre las células y desintegrando la grasa de la hipodermis. Es eficaz para la destrucción del tejido graso. Recomendación: mínimo una sesión semanal, por 6 a 8 semanas.

19. Mesoterapia
Está indicada para mejorar la celulitis, piel de naranja, la flacidez y eliminar la grasa localizada. Con una aguja muy fina se infiltra en la zona afectada una mezcla de sustancias reafirmantes, reductoras de la grasa, y diuréticas que favorecen la circulación sanguínea.
Los resultados óptimos se obtienen al mes de la última sesión. Los especialistas recomiendan una aplicación por mes, sobre todo en invierno, para mantener los resultados. 
En ocasiones, pueden aparecer hematomas a causa de la infiltración, una ligera picazón, enrojecimiento de la zona, entre otras reacciones, pero esos síntomas suelen ser transitorios. 
La mesoterapia está contraindicada si el paciente presenta alguna infección en la piel, problemas de coagulación, alergias y atopías cutáneas. No debe exponerse al sol la zona durante el tiempo en que se está realizando el tratamiento. Recomendación: una sesión semanal de 15 minutos durante ocho semanas seguidas y luego, dos o cuatro sesiones quincenales.

20. Tratamientos farmacológicos
Productos de venta libre y preparados
En el mercado hay una granvariedad de medicamentos o productos basados en diferentes extractos fitoterápicos y sustancias activas. Según el doctor Marcelo Donzis, “las más conocidas y comercializadas son la centella asiática, que protege el tejido vascular y estimula la síntesis del colágeno; el retinol, que estimula la actividad celular; la cafeína y la escina, ambas favorecen la  destrucción de las células grasas; ruscus aculeatus, activa la microcirculación y facilita el drenaje linfático; el aloe vera, un agente antinflamatorio cicatrizante y regenerador del tejido cutáneo; ginkgo biloba, que posee una alta concentración de sustancias antioxidantes; fucus vesiculosus, alga marina rica en aminoácidos, vitaminas, minerales y oligoelementos que activan el metabolismo de las células, ayudando a eliminar los elementos tóxicos acumulados”.
Lo ideal es hacer una asociación entre diversos productos. “Pero esa combinación va a depender del estado del paciente y el grado de celulitis que presente”, explica Donzis.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen teresita
teresita

Excelente nota, es bueno que alguien nos explique con tanta facilidad los métodos que tenemos para vernos más bellas. Ya tengo un par de ideas de como completar mi tratamiento de adelgazamiento, así que consultaré con mi médico a ver cual es el más adecuado. Sigan informandonos de cosas útiles y a

Imagen Melina
Melina

Muy buena nota!!

Imagen ROSA
ROSA

COMPLETISIMA LA NOTA, CUANTA COSA HAY PARA PODER ESTAR MAS BELLAS CADA DIA¡¡¡

Imagen DANIELA
DANIELA

LINDA NOTA,Y BUENOOO SEGUIREMOS CUIDANDONOSSSSS

Imagen ROSA
ROSA

me gusto la nota, ya que explican en que consiste cada tratamiento, pero igual yo creo que lo mejor es tratar de cuidarnos en forma natural, y asi tambien naturalmente vivir y disfrutar la vida!!!!

Imagen Graciela
Graciela

Todo muy bien explicado. Gracias!!!

Imagen vanesa
vanesa

hermosa nota

Imagen graciela
graciela

HERMOSA NOTA,PERO LE TENGO PANICO A LAS CIRUGIAS

Imagen Blas agustín
Blas agustín

Cuando se ha vivido bien las épocas, no hay nada mejor que se note en uno/a.

Imagen Carina
Carina

Hermosa la nota!! Gracias por la info !

Imagen norma
norma

exelente nota ,gracias!!!

Imagen Gloria
Gloria

todo muy interesante

Imagen Mario
Mario

Muy buen articulo !! Me gusto !!

Imagen marta
marta

Muy buena nota!!

Imagen Mariana Edith
Mariana Edith

Muy buena nota !

Imagen Norma
Norma

muy buen articulo

Imagen Marlene
Marlene

Buenisimo Articulo!!

Imagen Secuoya
Secuoya

Muy completa en info la nota.Lo que no se sabe es el impacto a largo timpo de estos tratamientos en nuestra salud.Recordemos que volver a lo natural es lo más deseable.

Imagen claudia alejandra
claudia alejandra

Excelente artículo. Para todos los tratamientos se necesita mucho dinero. Creo que lo mejor es ser "jovial", tener un espíritu joven, sentirse bien a gusto en todas las etapas de nuestras vidas, alimentarse correctamente, caminar, bailar, reirse, hacer lo que nos gusta hacer y sobre todo, aceptarnos

Imagen Alicia Lidia
Alicia Lidia

Yo quiero mantenerme bien. Punto.

Imagen natalia
natalia

Muy buena info!!!

Imagen jose luis
jose luis

Prolongar la juventud no es cosa de cirugías ni de grandes expertos. La Clave para mantenerse joven es el la actividad física Los personas que son físicamente activas durante su tiempo libre parecen mantenerse biológicamente más jóvenes que aquellas que tienen un estilo de vida sedentario Aquello

Imagen eva
eva

Muy completo el artículo

Notas Relacionadas