propiedades descongestivas del rábano picante propiedades descongestivas del rábano picante

Alguna vez habrá usado rábano picante en salsa wasabi o como guarnición, pero probablemente, no sabía que es un potente remedio para el catarro. 

El rábano picante se cultiva para aprovechar la raíz desde hace más de 3.500 años, y a través de la historia ha tenido un doble uso: como condimento intenso y como medicamento. 

Algunos usos medicinales del rábano picante:

  • La próxima vez que alguien cercano presente una infección respiratoria, consiga rábano picante y se asombrará de que esta raíz que hace llorar los ojos pueda ser tan efectiva para aflojar la congestión rebelde.
  • Acidez, Alergias, Congestión, Dolores musculares, Enfermedades respiratorias, Infección urinaria, Sinusitis.
  • El rábano picante contiene glicósidos de aceite de mostaza. El efecto combinado puede servir como antiirritante, calmando el dolor y ayudando a aflojar la congestión y el catarro. 
  • El rábano picante también es antimicrobiano y actúa como descongestivo nasal, de los senos paranasales y de los bronquios; así es como ayuda a despejar resfríos e infecciones respiratorias.
  • También se han usado sus propiedades antisépticas y su efecto diurético para tratar infecciones urinarias. 

¿Es lo mismo rábano picante que wasabi?

La pasta wasabi es una pasta verde que se sirve con platos japoneses como el sushi. Proviene de la planta Wasabia japonica y tiene propiedades descongestivas similares al rábano picante. Pero, aunque sea fanático del sushi, puede ser que nunca haya probado wasabi verdadero. Eso se debe a que el wasabi que se consigue en los restaurantes japoneses es una versión económica preparada con rábano picante común en polvo, mostaza en polvo, fécula de maíz y colorantes. El wasabi auténtico, que se consigue en polvo o en pasta, es bastante caro. Lea las etiquetas con atención para asegurarse de estar comprando wasabi puro. 
Si tiene la suerte de conseguir rábano picante fresco en un mercado directo de productores, o puede cultivarlo en casa, simplemente deberá pelarlo y rallarlo a medida que se necesita; pierde el sabor picante al poco tiempo de rallado o cuando se calienta.
Para prepararlo: ralle la raíz (en un lugar bien ventilado, para disipar los vapores) y agregue ½ taza de vinagre de vino blanco y ¼ de cucharadita de sal por cada taza de pulpa. Consérvelo tapado y refrigerado.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas