Imagen Imagen

Si sentís molestias en los ojos, puede deberse a varias razones: alergias, lentes de contacto, ojos secos, entre otras. Conocé las posibles causas y c&...

Cuando una picazón resulta difícil de rascar, pasa de ser una molestia leve a una dolencia mayor; por eso no sorprende que la comezón en los ojos sea el motivo frecuente de consulta al oftalmólogo. Una causa probable es una reacción alérgica.

Si los ojos te pican, pensá si últimamente usaste algún producto nuevo (cremas, maquillaje, jabón) que pudiera irritarlos. Los ojos también reaccionan normalmente al polen, a los ácaros del polvo y a la caspa de mascotas. De ser posible, evitá esos agentes y utilizá una solución salina para eliminar partículas en los ojos. También podés tomar antihistamínicos, en pastillas o gotas, para aliviar los síntomas de alergia. No uses lentes de contacto hasta que hayan desaparecido las molestias.

 

 

(Foto: Shutterstock)

 

De hecho, las lentes de contacto pueden provocar comezón en los ojos, especialmente si están dañadas, si no se cambian con la frecuencia debida y si no se limpian o ajustan correctamente (una lente mal ajustada puede ser la causa de que sientas como si tuvieras un objeto extraño alojado en el ojo, o de que presentes fluctuaciones en la visión cuando la usás). Seguí el calendario de cambio de lentes que te indicaron, y asegurate de lavarlos y desinfectarlos regularmente de acuerdo con las instrucciones del envase de la solución limpiadora.

 

Otra causa común de la picazón es el síndrome de ojos secos, el cual puede ser consecuencia de una producción insuficiente de lágrimas (debido al envejecimiento, a una operación con láser o a ciertos medicamentos, como descongestionantes y antidepresivos), o de que la humedad de los ojos se evapora muy rápido (debido al humo, al aire seco o a que se parpadea poco). Las gotas para los ojos de venta libre, también llamadas lágrimas artificiales, proporcionan lubricación y generalmente alivian las molestias.

 

Si presentás síntomas adicionales, como lagañas o garganta irritada, o si sentís mucho dolor o experimentás disminución de la vista, podría tratarse de una infección u otra dolencia que requiera ayuda médica. “Hay muchas afecciones que pueden ocasionar enrojecimiento, lagrimeo y comezón en los ojos”, señala Holly Shaw, asesora en enfermería de la asociación benéfica Allergy UK. “Como algunas enfermedades raras de los ojos tienen el potencial de dañar seriamente la visión, es mejor acudir al oftalmólogo”.

 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas