Imagen Imagen

 El estrés, la abrasión y las alergias son solo algunas de las causas de estas lastimaduras.

 Probablemente, nunca llamaste a estas irritaciones de la boca con su verdadero nombre, que es úlcera aftosa. Pero seguramente tuviste por lo menos una o dos a lo largo de tu vida. El estrés, la abrasión y las alergias son solo algunas de las causas de estas lastimaduras que, si bien son muy molestas, rara vez son motivo de alarma. Estas curas naturales reducen en varios días el tiempo de curación, que suele ser de una semana. Primeras medidas:

• Rechazá los alimentos especiados o muy ácidos.

• Evitá las comidas crocantes o que se deben masticar mucho.

• Enjuagá tu boca con agua y sal varias veces por día.

• Después del cepillado, enjuagá tu boca con un líquido antibacteriano.

REMEDIOS CASEROS  

1. Probá con el aloe. En lugar de comprar una preparación de venta libre en la farmacia para aplicar sobre esas aftas dolorosas, prepará tu propia curación instantánea y natural. Lo único que necesitás es un poco de algodón y una hoja de aloe vera. Secá el área afectada con el algodón. Luego cortá la hoja de aloe por la mitad y raspá con una cuchara limpia para extraer el gel. Aplicá directamente sobre el afta. Repetí con la frecuencia necesaria.

2. Bicarbonato. Enjuagate la boca con una solución de una cucharadita de bicarbonato de sodio en media taza de agua tibia. El bicarbonato ayuda a matar las bacterias.  

3. Usá leche de magnesia. Sorbé una pequeña cantidad y usala como enjuague bucal, asegurándote de que entre en contacto con el afta. También podés aplicar la leche sobre el afta, con algodón, tres o cuatro veces por día. Una variación de este remedio es mezclar una cucharadita de leche de magnesia con una de Benadryl líquido. Usalo como enjuague, agitándolo en toda la boca.  

4. El truco de los saquitos de té. Aplicá un saquito de té húmedo sobre el afta durante cinco minutos. El té es alcalino, por lo que neutraliza el ácido. También contiene compuestos que pueden ayudar a calmar el dolor.  

5. Prepará salvia.Esta hierba culinaria mata bacterias y virus y contiene sustancias que reducen la inflamación. Prepará una infusión con 2 cucharaditas de salvia seca en una taza de agua hirviendo tapada. Dejá enfriar y utilizalo como enjuague bucal dos o tres veces por día, asegurando que el té entre en contacto con el área de la boca donde está el afta.

 Enjuague bucal desinfectante El agua oxigenada es un desinfectante fuerte. Esto es un punto extra, porque el afta es una herida abierta vulnerable a las infecciones, lo que aumenta el dolor. Y como el bicarbonato es alcalino, proporciona un alivio adicional al neutralizar los ácidos. ¼ de taza de agua oxigenada ¼ de taza de agua 1 cucharadita de bicarbonato de sodio 1 cucharadita de sal 1. Mezclar el agua oxigenada y el agua en un vaso. 2. Agregar el bicarbonato y la sal y revolver para disolver todo completamente. 3. Para usar, hacer un buche con la solución por toda la boca, y escupir.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas