Refrescante hasta el final: prepare una buena limonada casera Refrescante hasta el final: prepare una buena limonada casera

Los jugos artificiales no son lo más saludable que usted puede brindarle a su familia. Pruebe con esta rica limonada, ¡para nada amarga! y sorpréndase.

Nada es más refrescante en una tarde soleada que un vaso de limonada casera – y mucho más saludable mejor que una soda–. Puede conservar esta infusión en su refrigerador durante una semana.

Para hacerla necesita:

• 350 g de azúcar (o a gusto)
• 750 ml de agua hirviendo
• jugo de 8 limones grandes
• 2 cdas. de cáscara de limón rallada
Para servir: cubos de hielo, ramitas de bálsamo de melisa, ramitas de cedrón o de menta.

Paso a paso:

1- Coloque el azúcar dentro de la cacerola con agua y revuelva hasta que el azúcar se haya disuelto.
2- Deje enfriar.
3 - Agregue el jugo y la ralladura de limón y revuelva hasta que se mezcle bien.
4 - Si lo desea, cuele.
5 - Enfríe antes de servir, después diluya con agua a gusto, coloque un par de hielos en el vaso y decore con hierbas.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas