Redoblando esfuerzos de asepsia: cómo esterilizar frascos y biberones Redoblando esfuerzos de asepsia: cómo esterilizar frascos y biberones

Ya sea que prepare una mermelada de fresas o un biberón, aprenda cómo esterilizar estos recipientes por el bien de su familia.

En primer lugar, asegúrese de tener las manos y el área de trabajo limpias.

Cómo esterilizo los artículos que el bebé se lleva a la boca

Los artículos para el bebé se pueden esterilizar hirviéndolos en una olla (pero compruebe primero que los biberones y tetinas sean aptas para esto). Lo mejor es reservar una cacerola especialmente para este propósito.
• Llene la cacerola con agua y sumerja los artículos de alimentación.
• Compruebe que los biberones no tengan burbujas de aire en el interior.
• Lleve la olla a punto de hervor en 100 °C y manténgala a esa temperatura durante 10 minutos, con la tapa puesta.

Opción industrial: Usar un esterilizador a vapor especializado es la forma más rápida y fácil de esterilizar los biberones y elementos de alimentación. Puede comprar esterilizadores para hornos microondas o artefactos eléctricos. Los artículos se mantendrán estériles dentro del esterilizador por 6 horas o hasta que lo abra.

Redoblando esfuerzos de asepsia: cómo esterilizar frascos y biberones

¡Delicioso y económico! Haciendo conservas con frascos reutilizables

Los frascos para mermelada se pueden esterilizar en el horno.
• Coloque los frascos limpios en una placa para horno, abiertos, y asegúrese de que no se toquen.
• Colóquelos en el horno frío. Caliente el horno a 110 °C. Déjelo encendido por 45 minutos; luego, apáguelo.
• Retire los frascos cuando se enfríen, y colóquelos boca abajo sobre un paño limpio hasta que los utilice.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas