Imagen Imagen

Para obtener una solución simple, no necesitas ir más allá de tu cocina.

En el mundo hay polvo y suciedad y cuando una de esas partículas aterriza sobre el globo ocular, no se pueden cerrar los ojos ante esa molestia. Por suerte, aparecen las lágrimas al rescate; limpian la superficie de los ojos, nutren las células y contrarrestan la sequedad que provoca el aire. Sin lágrimas, los ojos se irritan y enrojecen. Pero a medida que envejecemos se producen menos lágrimas; ésa es una razón por la que las personas mayores tienen más tendencia a los ojos irritados. Las alergias también irritan los ojos con enrojecimiento y picazón. El mismo efecto pueden tener la exposición al aire seco y al humo del cigarrillo. Para obtener una solución simple, no necesitas ir más allá de tu cocina.

¡REMEDIO CASERO PARA ALIVIAR LOS OJOS IRRITADOS!

Buscá semillas de lino. Las lágrimas, además de agua, contienen grasas y mucosidad. Para que las lágrimas formen una buena película protectora se necesita ingerir abundantes ácidos grasos omega-3. Una manera muy buena de lograrlo es añadir 1 o 2 cucharadas de semillas de lino recién molidas al cereal, yogur, ensaladas y otras comidas. El sabor caracterís­tico de las semillas complementa bien panes de carne, panes, galletas, galletitas y muffins. Los ácidos grasos omega-3 tam­bién abundan en las frutas secas y en el pescado en lata.

Prepará un té de manzanilla. Para preparar el té de manzanilla, usá dos saquitos de té y dejá reposar, tapado, 15 minutos. Retirá los saquitos y dejalo enfriar hasta que esté apenas tibio. Impregná dos motas de algodón con el té y colocalas sobre los ojos 10 minutos.

Alivio con saquitos de té. Remojá dos saquitos de té negro en agua caliente 10 minutos. Presioná para eliminar el exceso y colocalos sobre los ojos durante 10 minutos.  

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas