Imagen Imagen

Conocé  por dentro el miedo de los profesionales

El Científico

El Blackberry de Ricardo Quijano comenzó a sonar exactamente a las 4:34 de la madrugada del sábado 25 de abril. Amodorrado, buscó el aparato en su mesita de luz y entrecerró los ojos para leer el mensaje. Era de un funcionario de salud pública del estado de Texas, y decía: “Conferencia telefónica sobre influenza porcina, ahora”.

Ricardo, de 30 años, es científico de alto rango del Departamento de Salud y Servicios Humanos de la ciudad de Houston, y sabía exactamente lo que eso significaba. Desde hacía varios días él y sus colegas vigilaban el mortal virus conforme se propagaba de México a los Estados Unidos.


El funcionario que había enviado el mensaje esperaba un aumento repentino en el número de muestras de influenza que debía analizarse, y él, con tres años de antigüedad en el departamento de salud, sería uno de los principales científicos que realizaría esas pruebas.


Al día siguiente llegó al laboratorio a las 8 de la mañana y en medio de una reunión de funcionarios de salud de alto nivel en el Departamento Central de Operaciones, su Blackberry empezó a vibrar. “Ocho casos en Nueva York” rezaba el mensaje de su esposa, Damaris, quien veía las noticias por televisión en su casa. Minutos después, recibió otro: “Están liberando reservas de Tamiflu”, seguido unos minutos más tarde por “También hay casos en Canadá, Nueva Zelanda, Ohio y Kansas”.

Las muestras llegaron a las 8 de la noche, y el corazón de Ricardo palpitaba con mucha fuerza mientras se preparaba para analizarlas. Después de enfundarse en una bata, se colocó dos pares de guantes y los sujetó herméticamente a las mangas con cinta adhesiva. Luego se acomodó el casco con sistema de ventilación integrado. Tardó lo que parecieron minutos interminables en ponerse el traje, y cuando por fin entró en el laboratorio y se enfrentó a una heladera alta y angosta que contenía las muestras, su corazón latió más fuerte que antes. Se había esforzado durante todos sus años de preparación para un momento como éste. Sería una de las primeras personas que analizaría una nueva cepa de virus de influenza, la cual tal vez sería responsable del siguiente brote pandémico.

Una de las muestras resultó positiva para el virus de la influenza A, la variedad estacional común, pero el aparato no logró identificar el subtipo o la cepa. Como nunca antes se había observado la nueva cepa de la influenza porcina, el científico se sintió confiado de que era por eso que la prueba no podía detectarla. La única manera de estar seguro de ello era enviarla a los CDC, en Atlanta, para que ellos la analizaran.

Ricardo se enteró al día siguiente que los CDC habían confirmado que una de las dos muestras que estudiaron constituía el primer caso de influenza porcina AH1N1 que se detectaba en Houston. Ya para ese momento, las clínicas en los alrededores de esa ciudad inundaban el departamento de salud con llamados telefónicos y muestras de influenza en bolsas para material biológico peligroso.

Ricardo trabajaba jornadas de 14 horas en el análisis de las muestras de influenza y llegaba a casa demasiado tarde para ver a su hija Sophia antes de que la pequeña se durmiera. El impacto emocional se volvió aún más fuerte cuando se enteró de que la primera muerte por influenza porcina en los Estados Unidos había sido de un niño mexicano apenas tres meses mayor que su beba, que casualmente se encontraba en Houston. “De verdad empecé a perder la cordura”.

No fue hasta después de casi una semana de haber analizado las primeras dos muestras cuando Ricardo pudo regresar a casa a tiempo para ver su hija. En cuanto entró, la pequeña empezó a agitar los brazos alegremente. Él se arrodilló y ella corrió para darle un enorme abrazo.

La enfermera

Lucía Romero*, enfermera del Hospital de Infectología del Centro Médico Nacional La Raza, se dirigía a su trabajo un día a fines de abril con la cabeza llena de dudas; apenas dos o tres días atrás los medios de comunicación habían anunciado que en México había un brote de “gripe porcina”, una enfermedad contagiosa de la cual se desconocía casi todo.

Lucía y el personal de enfermería del nosocomio han visto de todo. Durante más de 50 años ese hospital, ubicado en el norte de la Ciudad de México, ha albergado a pacientes con enfermedades altamente contagiosas como tifoidea, lepra, rabia, hepatitis C y VIH.

Llegó al hospital poco antes de las 8:30 de la noche, su horario habitual de entrada. Revisó su lista de responsabilidades, que cambia cada 15 días: le tocaban las primeras camas de las 18 que hay en su área, ubicadas en una sala de aislamiento, donde permanecen los pacientes con enfermedades contagiosas y los que, por tener un sistema inmunitario débil, se recuperan en un ambiente lo menos contaminado posible.


“Me tocaban las camas donde estaban tres pacientes con influenza”. Lucía sintió un escalofrío pero se sobrepuso: ahora debía vestir bata de aislamiento, guantes, gafas protectoras y una mascarilla de alta resistencia, que debía desechar tras 40 horas de uso.



Caminó decidida hasta la sala de aislamiento, abrió la puerta y vio a tres mujeres acostadas: la mayor tenía 45 años, y la más joven, 28. Entabló una conversación cordial con dos de ellas, quienes le confesaron su angustia. La más joven estaba en silencio ya que pertenecía al personal de limpieza del hospital, y estaba muy enojada porque la habían contagiado en su lugar de trabajo.

Lucía salió de la habitación y se despojó inmediatamente de la ropa de aislamiento, pues la instrucción era muy precisa: usar una bata distinta con cada paciente para evitar contagios de la ahora denominada influenza AH1N1.

La intempestiva aparición de la enfermedad ocasionó que la mayoría de los hospitales de la Ciudad de México viviera horas de caos. Infectología no fue la excepción. Los pacientes que acuden a esta área llegan allí remitidos por otras instituciones, pero por el temor a la enfermedad la gente llegaba al hospital por propia iniciativa. Tras casi 12 intensas horas Lucía terminó su turno; antes de abandonar el edificio se duchó y se cambió de ropa. “El hospital tiene duchas para lavarnos y evitar contagios, pero en esos días no encontrabas una ducha desocupada”.

Al día siguiente Lucía visitó a su familia; su madre estaba muy preocupada. “Una de mis hermanas me pidió que no asistiera a la reunión familiar que había organizado”.

La noche llegó, y con ella el momento de volver al hospital, donde las cosas seguían difíciles. “Cada vez llegaba más gente, así que empezó a fallar la organización y nos gritaban que cómo era posible que no estuviéramos preparados… ¿Pero quién podría haber previsto algo así?”, cuenta contrariada.

Lucía trabajó menos horas al día siguiente. “Tenía un compromiso ineludible, así que llegué tarde, pero luego analicé la situación y vi que en realidad había tenido miedo”, confiesa. Y eso sentía una buena parte del personal de enfermería.

Lucía asegura que la contingencia por la epidemia de influenza AH1N1 ha sido un quiebre en su vida laboral. “Hemos visto otros padecimientos graves, como el sida, pero vamos entrando en contacto con ellos poco a poco, no de repente, como ahora”.

Hasta hace unos días esta enfermera pensaba que lo peor que le había tocado vivir era la emergencia médica tras el terremoto de 1985 en la Ciudad de México, cuando hubo miles de heridos y muertos. “Ni siquiera entonces me sentí tan agobiada, pues el desafío tras el terremoto era el enorme número de pacientes por atender, mientras que ahora era el miedo a contaminarte con un virus desconocido”, finaliza.

* Se cambiaron algunos nombres, pues al inicio de la contingencia las autoridades de salud prohibieron a su personal hablar con la prensa.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen NELIDA S
NELIDA S

muy buena nota, los felicito!!!

Imagen brambilla
brambilla

Bien por la nota!!!!!!!!!!

Imagen Mario
Mario

Muy buena nota. La gente deberia tomar en serio las medidas para prevenir esta gripe que de a poco sigue matando gente!

Imagen Melina
Melina

Todo esto de la gripe porcina levanto un malestar general en todos lados, espero que pronto podamos hacer algo para solucionarlo

Imagen Pablo
Pablo

Ahora si que estoy preocupado... cierran todo para evitar el contaio...

Imagen IRMA BEATRIZ
IRMA BEATRIZ

MUY BUENA ESTA NOTA, LO QUE ME PARECE RIDICULO ES QUE HASTA NATES DE LAS ELECCIONES HABIA 15 O 16 MUERTES Y DE REPENTE DESPUES DEL DOMINGO 28 CRECIO EL INDICE DE MORTALIDAD, AHORA RECIEN PIENSAN EN LA EMERGENCIA??? POR FAVOR BASTA DE MENTIRASSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

Imagen Dennis
Dennis

Habría que escribir sobre normas de protección, soy director de un instituto de diálisis y tenemos normas para todo, sobre todo para la prevención, ya que es un problema grave y lo peor es no estar informado

Imagen maria angelica
maria angelica

Muy buena nota, es lamentable que uno tenga que tomar conciencia ante la tristeza de tantos casos, y van a hacer muchos mas, los hospitales estan desbordados, creo q tampoco estan todas las medidas de prevencion dadas, yo trabajo en una obra social, y con el personal administrativo, mas alla de lava

Imagen SILVIA
SILVIA

Nota Interesante. Tema alarmante. Argentina: país de la falta de prevención y la desidia. Hay dengue y los ministros de salud y los gabinetes políticos provinciales y nacionales se sientan a esperar que llegue el invierno y acabe con los mosquitos. Hay gripe, juegan a que no saben nada hasta tanto

Imagen maria cristina
maria cristina

muy buena nota, lastima que nuestros gobernantes se dejaron estar....una verguenza!

Imagen maria cristina
maria cristina

muy buena nota, lastima que nuestros gobernantes se dejaron estar....una verguenza!

Imagen anibal raul
anibal raul

una nota que me parecio un espejo de luz entre tantas cosas oscuras que nos ocultaban o mal informaban al respecto continuen con este tipo y linea de notas , gracias Raul

Imagen lucrecia
lucrecia

MUY BUENA NOTA, NOS DA ESPERANZA. GRACIAS

Imagen jorge luis
jorge luis

es bueno informar a la comunidad sobre estos temas quenopreocupan a todos. aun mas cuando las personas se informan por medios poco confiables como el comentario de la calle.

Imagen Emiliano
Emiliano

Es una muy buena nota! Hay mucha información en los medios pero esta nota muestra una distinta perspectiva! Me gusto mucho la del científico y mas cuando me entere que fue uno de los primeros en aislar el virus y su buena predisposición que demuestra el hecho de levantarse a las 4:34 de la madruga

Imagen Martina
Martina

estas historias de vida realmente conmueven.... la realidad de lo que ocurre es mas palpable con estas personas que nos cuentan sus experiencias. la fuerza interior y la entereza quedan demostradas en estos momentos.

Imagen María Soledad
María Soledad

Indudablemente hay historias de vida que van más allá de lo que podemos imaginarnos....

Imagen marcela
marcela

muy buena nota, es una lastima que tuvimos que llegar a este punto, dondela gente tiene mucho miedo y las personas se estan muriendo

Imagen MARTA ESTER
MARTA ESTER

La nota muy buena ayuda a que los que tenemos oportunidad de leerla nos convirtamos en agentes multiplicadores, de esta manera ayudamos a quienes no pueden informarse debidamente o esten confundidos con tantas noticias dispares que reciben por los medios televisivos, aunque ahora son mas claros,como

Imagen leonor
leonor

buen dia . ternine de leer la nota y la verdad es que es conmovedora dado que jamas se penso en una pandemia tan grave como esta , en los años que vivimos con tanta tecnologia y verse imposibilitados de poder salvar a tanta gente es un golpe muy duro . creo que la naturaleza nos desmuestra una vez m

Imagen juana
juana

Nota excelente, para leer y releer .Coincido con Nohely, debemos empezar a tomar conciencia de todo lo que esta padeciendo la Madre Naturaleza a concecuencia del hombre y a las respuestas que la misma nos manda., para que estemos atentos a nuestra fragilidada y vulnerabilidad, ante su majestuosa s

Imagen mariela
mariela

Excelente trabajo.

Imagen ROSA
ROSA

EXCELENTE NOTA, MUY BUEN TRABAJO DE STAS PERSONAS, Y TAMBIEN ENTENDIBLE SUS MIEDOS, A QUIEN NO LE DARIA TEMOR CONTAGIARSE.- LAMENTABLEMENTE LAS PERSONAS QUE TENDRIAN QUE ORIENTARNOS, HACEN TODO LO CONTRARIO, ASI QUE ESTAMOS EN UNA INCERTIDUMBRE¡ SI PONES PONES BARBIJO O NO VAS A UNA REUNION, SOS UNA

Imagen pedro
pedro

me parecer, super buena la nota, es bien informativa,, ayuda, a controlar los miedos, con coherencia,,

Imagen Gabriela
Gabriela

Muy bueno

Imagen Victor Hugo Borda
Victor Hugo Borda

Admiro la seriedad y el profesionalismo con que tartan los temas. Es instructivo y didáctico. Saludos

Imagen juan carlos
juan carlos

Muy buena lanotamuy informativa

Imagen DANIELA
DANIELA

GRACIAS POR INFORMAR A LA GENTE.

Imagen Juan Jose
Juan Jose

Hace mas de 30 años que leo nota de la revista, y de verdad que no han cambiado en nada, esto que digo no es malo , es un elogio, por que atrapan con las notas, sea del tema que sea, nos cautivan con ella. No escribo solo por los puntos, lo que digo asi lo siento. Gracias

Imagen luciano
luciano

Muy buena la nota, nos leva a tomar conciencia de la magnitud de la grupe A hoy en el mundo,

Imagen jorge daniel
jorge daniel

muy buena nota , para tomar conciencia de lo que es la enfermedad hoy en dia

Imagen paola
paola

todos tenemos miedo pero hay que hacer caso a los consejos

Imagen Daniela
Daniela

La nota fue atrapante. Me encanta leer sobre estos temas.

Imagen Luis Alberto
Luis Alberto

Excelente Nota para leer y releer y valorar el trabajo de los profesionales de la Salud frente a las nuevas enfermedades que nos toca enfrentar en estos Tiempos.

Imagen johanna
johanna

muy buena nota, para que tomemos concias de la gripe porcina

Imagen silvia beatriz
silvia beatriz

muy buena nota

Imagen Jorge Nelson
Jorge Nelson

Una nota para tener en cuenta siempre... más ahora.

Imagen ricardo
ricardo

nota excelente. Soy el padre de Ricardo Q., de hecho soy medico. Recuerdo una anecdota cuando ricardo tenia 5 años...una mañana que me dirigia a la Univesidad, encontre a ricardito quien venia de inscribirse en la seccion de 5 años en la escuela de parvulos... y emocionado me grito " HEY! TIT

Imagen vanesa
vanesa

buena nota

Imagen beatriz
beatriz

creo que cuando uno lee tanto de enfermedades, tiene que pensar en levanar el sistema inmunologico para evitar cualquier tipo de contagios, eso me tranquiliza un poco

Imagen marta
marta

Muy buena nota.

Imagen Carina
Carina

Excelente articulo !

Imagen norma
norma

sí,exelente articulo!!!

Imagen Mario
Mario

Muy buen articulo !! Me gusto !!

Imagen Mariana Edith
Mariana Edith

Muy buena nota !

Imagen Sandra
Sandra

Espeluznante!!

Imagen maria
maria

hola a todos... un artìculo muy interesante !!!!!!!!!!!!

Imagen Norma
Norma

muy buen articulo

Imagen Blas agustín
Blas agustín

Muy esclarecedora nota

Imagen Marlene
Marlene

Ciertamente buen articulo!!

Imagen Guillermo
Guillermo

Hola!... muy buena nota!... francamente sencilla y esclarecedora sobre un tema que aun tiene varios interrogantes sin respuesta, gracias por difundirla....

Imagen natalia
natalia

Muy buena!

Imagen Alicia Lidia
Alicia Lidia

Una se entera de cosas que dan miedo! Excelente nota

Imagen jose luis
jose luis

excelente nota!!!!

Imagen eva
eva

Excelente nota.

Notas Relacionadas