¿Cómo mantener estable su nivel de azúcar en sangre? ¿Cómo mantener estable su nivel de azúcar en sangre?

¿Sabe cuál es su nivel de azúcar en sangre? Es importante en especial si tiene sobrepeso, presión alta o antecedentes de diabetes en su familia.

La diabetes, una enfermedad que está alcanzando proporciones de epidemia en países de todo el mundo, está señalada por niveles elevados de azúcar en sangre. ¿Y sabe qué otra cosa está aumentando? El número de personas que tienen síntomas silenciosos que predicen que un día tendrán diabetes. Actualmente, los investigadores saben que con la diabetes aumenta seriamente el riesgo de una cantidad de problemas de salud; entre ellos: enfermedad cardíaca, insuficiencia renal, ceguera, infertilidad, incluso cáncer. Aun cuando la diabetes no sea su preocupación, sí debería ocuparse de mantener el azúcar estable. El motivo: los niveles de azúcar en sangre con picos excesivos de subidas y bajadas pueden ser el disparador de problemas del estado de ánimo y falta de energía. La ayuda está al alcance de su mano, si mantiene su despensa provista de las herramientas que le ayudarán a ganar la batalla del azúcar.

Remedios caseros

• Tómese un café (con el almuerzo) 
Los estudios recientes vinculan el consumo de café con un menor riesgo de manifestar diabetes. En uno de esos estudios, los investigadores hicieron un seguimiento de la dieta de casi 70.000 mujeres francesas, no diabéticas, durante unos 11 años. En ese tiempo, 1.415 de ellas desarrollaron diabetes. Resulta ser que las mujeres que tomaban un café al mediodía tenían un riesgo significativamente menor de desarrollar diabetes (sin importar que consumieran café común o descafeinado). 
• Agregue una pizca de canela
Investigadores del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos estudiaron los efectos de la canela en voluntarios con diabetes tipo 2. Los que recibieron 1, 3 o 6 gramos de canela (aproximadamente ½, 1 o 2 cucharaditas) o un placebo, durante 40 días, vieron que su nivel de glucosa bajó entre un 18 y un 29%, dependiendo de la cantidad que ingirieron. Más recientemente, 109 personas con diabetes poco controlada recibieron la atención normal, o tomaron ½ cucharadita de canela al día durante 90 días (además del tratamiento normal). Entre los que tomaron canela, bajó sustancialmente el marcador crítico de azúcar en sangre, HbA1C. Éste podría ser el más fácil de todos los remedios del mundo: simplemente, espolvoree esta deliciosa especia sobre cereales preparados fríos o calientes, yogur, café o té, una vez al día
• Tenga una reserva de fideos soba (japoneses)

Esta sabrosa pasta japonesa se prepara con harina de trigo sarraceno, que aseguran investigadores es “una manera segura, fácil y económica de bajar los niveles de glucosa y reducir las complicaciones de la diabetes, incluyendo los problemas cardíacos, nerviosos y renales”. En otro estudio de Iowa, los investigadores hicieron un seguimiento de casi 36.000 mujeres durante seis años, y descubrieron que las mujeres que comían tres porciones de cereales integrales por día, incluyendo el trigo sarraceno, tenían un riesgo de diabetes 21% menor que las mujeres que consumían sólo una porción por semana. El trigo sarraceno es también una buena fuente de fibra y de minerales importantes. Use la harina de trigo sarraceno en panqueques, muffins y panes.

• Prefiera el pan rico en fibras
Busque panes integrales que contengan al menos 3 gramos de fibra y 3 gramos de proteínas por rebanada (si fuese más, es mejor). El pan de grano entero (pan integral) con alto contenido de fibra hace más lenta la absorción de la glucosa y disminuye los picos de insulina. Según la revista especializada Diabetes Care, comer granos integrales con regularidad reduce el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
• Disfrute de una copa de vino con la cena
Un estudio halló que las mujeres que bebían una copa de vino diariamente reducían su riesgo de diabetes a la mitad, comparadas con las abstemias. ¿No es muy amante del vino? El estudio presentó los mismos resultados para la cerveza. Pero es mejor descorchar la botella cuando la cena ya terminó. Un estudio realizado en Australia descubrió que beber una copa de vino inmediatamente después de comer puede resultar en un descenso súbito del nivel de insulina en sangre, lo que significa que la glucosa proveniente de la comida permanece en el organismo más tiempo.
• Prepare unas hamburguesas de nueces
Le sorprendería saber qué delicioso (y qué fácil) es emplear nueces en recetas de hamburguesas, albóndigas y otras tentaciones sabrosas. Y cuando están tostadas, aportan un apetitoso toque crujiente a las ensaladas. Las últimas investigaciones confirman que comer nueces es una estrategia excelente para las personas con diabetes tipo 2. Encontrará recetas de platos principales con nueces, simples y sabrosos, en internet. Y algo que viene al caso: las nueces son una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, está probado que disminuyen el colesterol, y también pueden contribuir a la prevención y control de la presión alta. 
• No se prive de las semillas de lino recién molidas
El típico sabor tostado de las semillas realza casi todo lo que acompañan. No sólo contienen una dosis saludable de fibras, también contienen aceites omega-3 que ayudan a mantener flexibles las membranas celulares. Esto es algo crítico para las personas con diabetes, porque las membranas flexibles responden a la insulina y absorben mejor la glucosa. En consecuencia, los estudios indican que las semillas de lino pueden ayudar a bajar el azúcar en sangre elevado. Espolvoree las semillas de lino recién molidas sobre ensaladas, yogures y cereales, para empezar. También puede mezclarlas en la preparación de un pan de carne, o en el batido de masa para panqueques americanos y muffins.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas