Claves para llenar el freezer de manera inteligente Claves para llenar el freezer de manera inteligente

Con un congelador bien aprovisionado, puede ahorrar tiempo y dinero, pero no obtendrá los mismos resultados si no es selectivo o usa los alimentos fuera de tiempo. 

Muchos platos ya preparados pueden cocinarse congelados; en otros casos, descongele primero los alimentos lentamente y con cuidado. Cuanta más agua tiene un alimento, más le cuesta congelarse bien. 

Para muchas frutas y vegetales, incluyendo el tomate, es mejor congelarlos hechos puré, salsa, sopa o en platillos cocinados. Los vegetales requieren un blanqueado en agua hirviendo; luego, debe pasarlos rápidamente por agua fría para inhibir las enzimas que les quitan color y valor nutritivo. 

Congele los alimentos en bolsas herméticas o contenedores rígidos que aprovechan bien el espacio del congelador. Los artículos se pueden envolver en papel aluminio o film.

Claves para un congelado eficiente

  • Un congelador lleno no funciona correctamente.
  • Congele los alimentos tan frescos como sea posible.
  • Deje espacio para que los líquidos se expandan cuando se congelen.
  • No vuelva a congelar alimentos que ha descongelado antes.
  • Etiquete los artículos con nombre y fecha.

Descongelamiento seguro

  • Las piezas grandes (carne vacuna, pollo y comidas preparadas) y el pescado deben retirarse del freezer la noche anterior y pasarse a la heladera, envueltas; estarán listas la noche siguiente. Las pequeñas, como las pechugas de pollo, se pueden retirar por la mañana y se descongelarán en la heladera para la noche.
  • La carne de ave cruda y los trozos grandes de carne vacuna no deben cocinarse congelados, podrían no cocinarse en el interior.
  • Para descongelar en la heladera, coloque los alimentos en un recipiente que reciba los jugos que goteen.
  • Los langostinos y mariscos se pueden descongelar en un colador, bajo el agua corriente fría, o cocinarse congelados.

Cocinar congelados

Las verduras, las pastas frescas y los moluscos se pueden llevar del freezer a la olla. Las hierbas, el jengibre, el ají picante y el queso rallado congelados también se pueden añadir a la comida durante la cocción. Otros elementos de mayor tamaño se pueden llevar al horno o a la hornalla aún congelados, pero se debe comenzar la cocción a temperatura baja para descongelar y luego aumentar la temperatura gradualmente para cocinarlos. De esa manera se pueden cocinar sopas, cazuelas, pasteles horneados y pasteles de papas como el “pastel del pastor”. Los filetes de pescado delgados, como los de lenguado, pueden cocinarse congelados, igual que las salchichas y la carne picada. Siempre asegúrese de que la cocción sea completa.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas