Imagen Imagen

 Llevar una alimentación saludable durante las horas laborales, es un verdadero desafío. 

Llevar una alimentación saludable durante las horas laborales, es un verdadero desafío. Todos cedemos ante la tentación de las máquinas expendedoras, las golosinas en los escritorios de los compañeros, las eventuales tortas de cumpleaños y los almuerzos rápidos. Y si estás todo el día sentado detrás de un escritorio, los kilos parecen acumularse aun más rápidamente.

Tomá nota de estos consejos para no tirar por la borda todo tu esfuerzo por llevar una vida sana durante las horas que estás en el trabajo:  

1. Prepará la comida al mismo tiempo que la cena. Si los delivery cerca de tu trabajo no ofrecen opciones saludables, vas a poder cubrir sus necesidades nutricionales llevando tu propia comida. Y no es tan complicado como parece: simplemente prepará durante la cena la comida del día siguiente. Una alternativa es preparar una ración adicional de la cena y guardarla. Si no querés comer lo mismo dos días seguidos, hacé algo nuevo con el ingrediente principal de la cena. Por ejemplo, desmenuzá el pollo asado que preparaste y metelo en un pan árabe con un poco de cebolla y rebanadas de manzana, o mezclalo con pasta integral y brócoli.  

2. Tené caramelos y chicles de menta sin azúcar en el cajón, y mascá uno cuando te invada la tentación. Si tenés programada una reunión y sabés que va a haber medialunas o galletitas en la mesa, tomá un par de caramelos o chicles y comelos justo antes de entrar. El sabor fuerte de la menta estropeará el sabor de cualquier cosa que comas, sobre todo de panes y galletas dulces.  

3. Colaciones. ¿Por qué acudir a las máquinas expendedoras si podés llevar tus propias colaciones para esos momentos en que querés "picar" algo? Poné palitos de queso mozzarella bajo en grasa, rebanadas de manzana o fruta y yogur, y metelos en la bolsa de la comida. Toda esta acción toma menos de cinco minutos y te evitará la molestia de tener que hacerlo a la mañana siguiente. Los alimentos no perecederos como cajas pequeñas de cereal rico en fibra, paquetes de avena instantánea, galletitas saladas bajas en grasa, latas pequeñas de fruta en su jugo o frutos secos mixtos, son buenas opciones para tener en el cajón.  

4. Bebé agua fría durante el día. Cada mañana, llevá al trabajo dos botellas de 1 litro de agua y proponete beberlas antes de regresar a tu casa. El agua te hará sentir menos hambre durante el día. Las investigaciones muestran que beber al menos litro y medio de agua fría puede quemar 50 calorías adicionales diarias, debido a la energía necesaria para igualar la temperatura del agua a la del cuerpo.

5. Alterná la preparación de la comida con tres compañeros que también estén interesados en comer sano. Reuní a unos cuantos amigos que estén cansados de la molestia de llevar su comida todos los días, y asignales un día de la semana. Cada uno deberá preparar una comida saludable suficiente para cuatro personas.  

6. Tené subrayadas las opciones saludables en los menús de comida para llevar. Sucede muy a menudo: alguien se acerca con un menú de comida para llevar y te pregunta qué vas a pedir. Y, por supuesto, el menú está repleto de opciones llenas de grasa, calorías y sal. Precisamente para que no te agarre desprevenido tené ya identificados previamente algunos platos que no sabotearán tu plan alimentario.

7. Llená el cajón de tu escritorio con una variedad de tés. Beber té caliente es una manera sencilla de ingerir mucha agua y sentirse satisfecho. Los tés negros y verdes son dos de las fuentes más poderosas de antioxidantes en la naturaleza, y está demostrado que beberlos con regularidad reduce el riesgo de sufrir cardiopatías y apoplejías.

8. No trabajes mientras comés.Sentate al aire libre, debajo de un árbol, o apagá el monitor de tu computadora y mirá por la ventana mientras comés; así no sólo vas a disfrutar de tus alimentos, sino que quitarás un poco de estrés.

¿Tenés compañeros de trabajo que puedan llegar a sumarse a tu idea de preparar una comida a la semana para todos?

     

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas