¿Cansado de papa y batata? ¡Aproveche el dulzor del boniato! ¿Cansado de papa y batata? ¡Aproveche el dulzor del boniato!

Pese a que se lo confunde con la batata, el boniato tiene características diferentes y no son los mismos alimentos. 

La diferencia entre batata y boniato radica en el color de la piel y de la pulpa. A las variedades cuya piel es roja, se las llama batata, mientras que las de piel y pulpa de color pálido, boniato.

Además, ambos alimentos poseen diferente consistencia en su pulpa, una vez están cocidas. La pulpa del boniato permanece firme luego de la cocción, algo que no ocurre con la de la batata.

El boniato es la raíz tuberosa de la planta trepadora del mismo nombre (Ipomoea batatas, familia de las Convolvuláceas). Tiene tallos delgados y largos, y sus hojas lobuladas son de color verde oscuro. En general, los boniatos son de color marrón rojizo y su pulpa puede ser blanca, amarilla, anaranjada o rojiza, de consistencia harinosa y gusto dulce.

Beneficios del boniato

La densidad nutritiva del boniato es muy alta. Sus nutrientes principales son:

  • Hidratos de carbono, más abundantes cuanto más maduro está y más tiempo ha estado almacenado.
  • Metionina, aminoácido antioxidante importante para el buen rendimiento muscular. 
  • Bajo índice glucémico.
  • Rico en vitamina A, esencial para la piel, la salud visual y el desarrollo óseo.
  • También posee vitaminas C, B6, B5, B1 y B2. 
  • Minerales: manganeso, potasio, cobre y hierro.
  • Posee betacaroteno, antioxidante que previene las cataratas, trastornos inmunitarios e incluso algunos tipos de cáncer gracias a su efecto estimulante sobre el sistema inmunitario.
  • Es rico en fenoles y flavonoides que, junto con proteínas como el glutatión y sus vitaminas y minerales, refuerzan su poderoso efecto antioxidante.

Composición del boniato

Valores por 100 gramos 
Valor energético 119 Kcal
Proteínas 1.5 g
Grasas 0.2 g
Hidratos de carbono 27.9 g
Potasio 816 mg
Magnesio 21 mg
Fósforo 55 mg
Vitamina C 17.1 mg
Vitamina A 667 mcg
Vitamina B3 0.8 mg
Vitamina B6 0.3 mg
Folatos 23 mcg

¿Cómo cocinarlo?

Nunca debe comerse crudo y se cocina de manera similar a la papa o batata. Es ideal para sopas y cremas; en ensalada; en tortillas y revueltos; entre otros.
Al momento de comprarlos, elija aquellos con la piel en buen estado, sin heridas, golpes ni magulladuras.
Conservarlos en un sitio algo húmedo, ventilado y fresco, donde podrán conservarse hasta una semana.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas