Imagen Imagen

Además de ser refrescantes naturales, las aguas detox, le ayudarán a mantener su figura durante las vacaciones. Son fáciles de hacer.

¿Qué son las aguas “detox”?


Las llamadas aguas detox son aquellas aguas que están enriquecidas, de manera casera, con diversas frutas y verduras, y tienen el fin de “desintoxicar” el cuerpo y de hacer más placentero el hecho de beber agua.

Pese a los científicos discuten sobre la eficacia de estas aguas sobre la mejora de las funcionalidades del organismo o de la efectividad en su desintoxicación, lo cierto es que tampoco han encontrado contraindicaciones si se hacen de una manera consciente.


En principio, para muchos, tomar agua puede ser tedioso. Por ello, una opción saludable es el agua detox: es refrescante, natural y tienen buen sabor. Si bien no está científicamente comprobado, estas aguas tienen los siguientes beneficios:

·       Pérdida de peso.

·       Desintoxicación o eliminación de toxinas.

·       Restauración del pH del cuerpo a sus niveles adecuados.

·       Mejora en la salud del sistema digestivo.

·       Aumento en las defensas del cuerpo.

·       Mejor humor.

·       Aumento en el nivel de energía.

·       Piel mucho más saludable e hidratada.


Para hacer estas aguas, no se debe usar saborizantes artificiales,  ya que no deben tener químicos, colorantes, ni azúcar. Es pura agua natural con pepino, menta, limón, naranja y jengibre, entre otros ingredientes.

Por ejemplo, el limón ayuda a limpiar el sistema y quitar las toxinas; la menta ayuda en la digestión del estomago y el pepino tiene propiedades anti-inflamatorias y ayuda a rehidratarse. La naranja, por su parte, contribuirá a reforzar el sistema inmunológico y a disminuir el colesterol alto. 


¿Cómo preparar agua detox?


Receta

Ingredientes

·       2 litros de agua

·       ½ pepino chico, en rebanadas

·       2 limones grandes, en rebanadas

·       1 naranja, a la mitad y en pedazos medianos

·       15 a 20 hojas de menta o yerbabuena

·       Jengibre, un pedazo pequeño o al gusto


Elaboración

1.      Llenar una jarra con dos litros de agua purificada.

2.      Lavar el pepino, la naranja, los limones y la menta.

3.      Cortar según las instrucciones y agrega todos los ingredientes al agua.

4.      Refrigerar durante 8 a 10 horas o toda la noche como mínimo para que los sabores se mezclen.


Estos refrescos simples de preparar te ayudarán a hidratarte incrementando tu consumo de agua durante el día por su sabor delicioso, fresco y natural. Incluso, puede utilizarlas para sustituir el agua cuando se hidrate a lo largo del día. 

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas