Imagen Imagen

Susana Trimarco se propuso encontrar a su hija desaparecida. Lo que descubrió fue un mundo oscuro de tráfico humano y prostitución forzada.

POCO ANTES DE LA MEDIANOCHE DE UN SÁBADO de noviembre de 2002, un amigo dejó a Susana Trimarco cerca de un bar, en uno de los barrios más peligrosos de Tucumán, en la Argentina. “Si no salgo en una hora, pedí ayuda”, le dijo Susana.

La abuela de 48 años, de apariencia juvenil y vestida con una minifalda de cuero, medias negras, botas y una escotada blusa, notó que las ventanas del local tenían rejas de acero. No era un bar común, sino un burdel, donde, según había escuchado, obligaban a chicas secuestradas a trabajar como prostitutas.

“Vengo a ver al dueño”, le dijo Susana al hombre corpulento y de aspecto peligroso que bloqueaba la entrada. “Tenemos una cita”.

Con un gesto, el hombre le indicó que entrara. Cuando sus ojos se habituaron a la débil iluminación, vio que en el cuarto, muy austero, había cuatro chicas con semblante asustado: parecían tener unos 17 o 18 años y estaban vestidas con biquinis y botas de caña alta. Un hombre corpulento las vigilaba con atención. Susana creyó ver el contorno de una pistola bajo su camisa.


Vestida como prostituta, Susana frecuentaba bares de mala muerte para averiguar si las chicas habían visto a Marita o sabían algo de ella.


Después de charlar un poco con el dueño, le dijo que estaba organizando un burdel propio y que necesitaba chicas. El dueño le dijo que no podía ayudarla, pero le dio los nombres de varios propietarios de “bares” que sí podrían hacerlo; estos se encontraban en La Rioja, una ciudad de 295.000 habitantes, a unos 400 kilómetros de Tucumán.

Poco más tarde, al salir del local, Susana estaba más decidida que nunca. La historia sobre su negocio de prostitución había sido una pantalla: en realidad, estaba buscando a su hija desaparecida de 23 años, María de los Ángeles Verón.

LA PESADILLA DE SUSANA COMENZÓ EL 3 de abril de 2002, cuando Marita, como todos la llamaban, no volvió a casa después de una consulta médica. Aunque Marita tenía un departamento propio en Tucumán, una ciudad de 1,3 millones de habitantes 1.300 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, ella y su hija de tres años, Micaela, habían pasado la noche en casa de Susana. La visitaban tan a menudo que era como su segundo hogar.

Pasaron las horas y Susana y su esposo, Daniel Verón, comenzaron a preocuparse, pues Marita siempre los llamaba por teléfono cuando se retrasaba. Esa tarde, después de buscarla en el hospital donde tenía su cita y de preguntar por ella en el barrio, informaron sobre su desaparición en la comisaría local.

“Debemos esperar 72 horas antes de iniciar una investigación —se limitó a decir un oficial—. Seguramente está con algún novio y regresará en uno o dos días”.

Sin perder un instante, Susana y Daniel organizaron una cuadrilla de búsqueda. Alrededor de 50 parientes y amigos de Marita entregaron, por todo Tucumán, volantes caseros con su fotografía y varios números de contacto.

Tres días más tarde, mientras Susana limpiaba la cocina, escuchó que golpeaban frenéticamente su puerta. Era un vecino que acababa de recibir un llamado anónimo de un hombre que decía haber visto a Marita.
—¿Qué dijo? —gritó Susana.
—Que Marita iba caminando por la vereda cuando un Fiat Duna rojo con vidrios polarizados se detuvo detrás de ella. Dos hombres salieron del auto y la sujetaron. Trató de escapar, pero la golpearon y la metieron en el asiento trasero.

Las noticias siguieron empeorando. Tres días después, mientras Daniel entregaba volantes en el parque principal de la ciudad, un lugar frecuentado por prostitutas, una joven le dijo que había visto a Marita en un burdel de La Rioja.

La policía no quiso investigar el testimonio de la joven y sólo tomó medidas después de muchas súplicas de Susana y de Daniel. A principios de mayo de 2002, la pareja acompañó a diez oficiales en una redada a un bar de La Rioja donde se sospechaba que tenían presa a Marita. Las jóvenes del local fueron alineadas y Daniel les dijo: “Si están aquí contra su voluntad, díganlo ahora y las sacaremos”.

Después de una larga pausa, una chica miró a su alrededor con nerviosismo y dio un paso al frente. Más tarde le dijo a la pareja que se habían llevado a Marita poco antes de que ellos llegaran. Era evidente que alguien había advertido de la redada a los dueños.

Hubo otras, pero ninguna dio resultado. Susana se dio cuenta de que si quería encontrar a su hija, tendría que hacerlo sola. “Tenemos que hacer algo, pues nadie se ocupará de devolvérnosla”, le dijo a Daniel.

En diciembre de 2002, dejó su trabajo como asesora de un pueblo vecino y comenzó a viajar por el país en ómnibus atestados en busca de respuestas. Vestida, a menudo, como prostituta, frecuentaba bares de mala muerte como el de Tucumán y hablaba con las chicas para averiguar si habían visto a Marita o sabían algo de su paradero. También mostraba fotos de su hija a prostitutas que trabajaban en las calles.

Para pagar su investigación, Susana se gastó la mayor parte de sus ahorros y vendió su casa, la de Marita y dos autos. Su obsesión implacable provocó finalmente que Daniel y ella se separaran.

Como Marita había sido vista por última vez en La Rioja, Susana concentró ahí sus esfuerzos. Pero la policía local parecía decidida a detenerla: paró su ómnibus hacia La Rioja varias veces, y lo abordó con perros que no dejaban de ladrar. “¿Es usted la madre de Marita Verón? —le gritaban—. ¿Qué está haciendo aquí?”.

Susana no se dejó intimidar y, con el paso del tiempo, comenzó a recibir la atención de la prensa. Varias radios tucumanas, atraídas por los volantes que circulaban en la ciudad, entrevistaron a Susana. Frente a la presión de los medios, la policía aumentó las redadas en bares y burdeles.

Como respuesta, los traficantes iniciaron una campaña de intimidación en contra de Susana. En noviembre de 2003, conversaba con un amigo frente a su modesta casa amarilla, en una calle muy tranquila, cuando un auto con vidrios polarizados aceleró hacia ella. Logró evitarlo en el último segundo y, en lugar de huir, corrió tras él, gritando, “¡No les tengo miedo!”.

Además, Susana empezó a recibir llamadas y mensajes de texto con amenazas. “Mi próximo mensaje será una bala en su cabeza”, decía uno. Finalmente, después de dos intentos más por atropellarla, una fuerza policial provincial puso su casa bajo protección las 24 horas del día.

LAS REDADAS CONTINUARON Y FUERON LIBERADAS muchas otras chicas. Susana, que acompañaba a la policía con frecuencia, aprendió bastante sobre el oscuro mundo del comercio sexual.

Andrea Darrosa escapó de un burdel de La Rioja en mayo de 2003. Al enterarse de la búsqueda de Susana, recordó haber visto a Marita y fue a la policía, que organizó una reunión entre ellas.

Andrea le habló a Susana de los ocho años en los que vivió un infierno de abuso físico y psicológico. Fue obligada a consumir cocaína y otras drogas, y, para doblegarla, la golpeaban con mucha violencia. Supo de chicas embarazadas a las que les hacían abortos forzados con perchas de ropa y, una vez, vio al dueño de un burdel matar a una joven rompiéndole el cuello.


Susana comenzó a recibir amenazas, "Mi próximo mensaje será una bala en su cabeza", decía uno de ellos.


Andrea le preguntó a Susana si podía quedarse con ella. “Ésta es tu casa y me ocuparé de cuidarte —le contestó—. No voy a permitir que nadie más te haga daño”. Además, consiguió que Andrea recibiera asesoría psicológica.

Otras jóvenes en situaciones semejantes le contaron a Susana historias tan terribles como ésa. Muchas habían sido atraídas por avisos de búsqueda de modelos o actrices; a otras las habían secuestrado en las calles.

Susana veía un poco de Marita en cada una de ellas. Por las noches, acostada en la cama, después de rezar por el regreso de Marita, agregaba: “Prometo hacer todo lo que pueda por ayudar a estas chicas”.

La creciente cobertura mediática de los esfuerzos de Susana obligó a la sociedad argentina a confrontar el tema, largamente ignorado, del tráfico sexual y de la corrupción oficial que lo facilitaba. A través de una red cada vez mayor de madres de jóvenes desaparecidas, reunió a más de 200 manifestantes y, en abril de 2005, las guió por las calles de La Rioja para exigir más acciones para liberar a las jóvenes obligadas a ejercer la prostitución.

Su cruzada llamó la atención de otros países de América Latina. En julio de 2005, la revista femenina chilena Paula llamó a Susana un “ícono” de la lucha en contra del tráfico humano.

Muchas madres de jóvenes secuestradas en toda la Argentina recurrían a ella en lugar de acudir a la policía. Susana hablaba con cada una de ellas y hacía todo lo posible por ayudarlas.

El 12 de marzo de 2006, Jessica Cativa, de 20 años, fue secuestrada cerca de su casa, en Tucumán. Su madre, desesperada, llamó a Susana. A sabiendas de que ésta se comunicaría con los medios y con sus contactos en el Gobierno si no estaba satisfecha con la investigación, la policía reaccionó con rapidez cuando Susana pidió su ayuda. En pocas horas ya había policías que buscaban a Jessica por toda la ciudad y pasaban la voz de que el culpable debía liberarla. Funcionó: Jessica fue puesta en libertad dos días después.

Más de 200 jóvenes le deben su libertad a Susana, ya sea por sus acciones en burdeles o por la presión que ejerció sobre los traficantes.

Además de ayudar a las víctimas y a sus familias, Susana ha viajado por todo el país para impulsar la promulgación de una ley que convierta al tráfico humano en un delito federal. También está ejerciendo presión para que se establezca una oficina nacional de ayuda a las víctimas.

A PRINCIPIOS DE MARZO DEL AÑO PASADO, ella recibió un llamado de la embajada de los Estados Unidos en Buenos Aires: era una de las diez mujeres seleccionadas para recibir el Premio Internacional Mujeres de Valor.

El 7 de marzo, Susana se presentó en el Departamento de Estado, en Washington, D.C.. “Su valerosa lucha me hace sentir orgullosa de ser mujer —le dijo la Secretaria de Estado, Condoleezza Rice—. Que sus gritos sean escuchados en toda Latinoamérica y en el mundo entero”.

Eugenio Ambrosi, director en América Latina de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), concuerda en que la contribución de Susana ha sido enorme. “Se ha puesto en un gran peligro, ha salvado a mucha gente y ha arrojado luz sobre la magnitud del problema del tráfico humano en la Argentina”.

Según la OIM, en 2006 desaparecieron en el país casi 500 mujeres. Se sospecha que, en su mayoría, fueron secuestradas o atraídas con engaños por los traficantes. Muchas de estas jóvenes son obligadas a trabajar en burdeles de diversos países de Latinoamérica; otras son enviadas a sitios remotos en Norteamérica y Europa.

Después de que Susana recibió el premio, el gobernador de Tucumán le ofreció su ayuda, y ella le pidió que estableciera una fuerza policial de alto nivel dedicada a investigar estos crímenes. Desde julio de 2007, sus oficiales han investigado 110 casos y han rescatado a 15 jóvenes.

“Mi misión ya no es buscar sólo a Marita —declara Susana—, sino también a todas las chicas que han desaparecido en este país, así como ayudar y proteger a las que han sido liberadas”.

EN OCTUBRE PASADO, SUSANA CREÓ la Fundación María de los Ángeles por la lucha contra la trata de personas en Tucumán y Buenos Aires, que ayuda a las víctimas de tráfico sexual a obtener atención médica y psicológica, así como techo y comida.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen Ricardo Víctor
Ricardo Víctor

HAY QUE AYUDAR, EN TODO SENTIDO, ES DECIR ECONÓMICAMENTE TAMBIÉN, CON ESTAS FUNDACIONES, PUES ESTE NO ES UN PROBLEMA DE Susana, LA MADRE DE MARITA, EN REALIDAD ES UN PROBLEMA DE TODOS, PUES NADIE SABE CUANDO LE PUEDE TOCAR VIVIR UNA SITUACIÓN PARECIDA. TODOS SOMOS PADRES, HIJAS, HIJOS, NIETAS, NIETO

Imagen Juana Aida
Juana Aida

Hay que tratar de ayudar a todas estas chicas, que las llevan a trabajar en la prostitucion, yo vivo en Capital Federal y a veces me da mucha pena ver chicas en las estaciones de los ferrocarriles ejerciendo la prostucion, lastima que el gobierno mire hacia otro lado, hay tantas cosas para soluciona

Imagen mariela
mariela

Esto lamentablementes doloroso, le puede pasar a cualquiera, tdavia no puedo entender ala justicia, el mismo gobierno todo y todos estan metidos en todo esto, no puedo explicarme como gente, hombres puedan abusar d ninas o ninos, cada vez es mas gente abusadores explotadores, pedofilos, este mundo c

Imagen Mario dos Santos
Mario dos Santos

Este problema, esta lucha, esta búsqueda, debe venir seguramente desde los comienzos de la humanidad. Las diversas esclavitudes están registradas -en algunos casos edulcoradamente- en los libros de historia. Seguramente las numerosas esposas de los personajes bíblicos no eligieron compartir a un hom

Imagen luciana lizabeth
luciana lizabeth

Desgraciadamente la esclavitud sexual y la prostitucion existen gracias a depravados que consumen por asi decirlo.estas *personas* desalmadas,sin escrupulos que son padres,abuelos ,tios hermanos y demas ,seguramente excelentes personas a la vista de los demas son los que promueven este negocio detes

Imagen Nidia Esther
Nidia Esther

OJALA LA PERSEVERANCIA DE ESTA MAMA DE SUS FRUTOS Y PUEDA REENCONTRARSE CON SU HIJA. CUANTO DOLOR Y CUANTA IMPOTENCIA DEBE DE SOPORTAR DIA TRAS DIA.

Imagen gabriela
gabriela

Me aterra pensar la impunidad con la que actuan los traficantes de personas. por otro lado me alegra saber que Dios le dio fuerza y valentia a esta madre para que pueda seguir luchando por su hija y ayudar a otras tantas chicas en ese intento.

Imagen antonio
antonio

lo tremendo de todo esto es saver que hay muchas personas que se sirven de los servicios prostivularios y que la policia tambien es complice, sobre el dolor , mas dolor ,al comprovar tanta inmundicia.hasta cuando? no todas las madres tienen tanto valor,como esta madre ,cuando el pueblo va a despert

Imagen NORMA VALERIA
NORMA VALERIA

Es increible que en los tiempos que corren sucedan éstas cosas, pareciera que uno cuando lee éste artículo está leyendo una invencion de un escritor, es demasiado triste esta realidad, abrumadora... deja a uno sin aliento. La impunidad que hay en nuestro país es despreciable, cómo puede existir ésta

Imagen ana soledad
ana soledad

es increible las cosas que suceden en argentina y en el mundo, deja a las personas sin aliento , sin ganas de salir a algun sitio por temor a que les suceda lago. En nuestro pais hay mucha impunidad y nadie la ve, muchos casos sin resolver que estan dando vueltas, personas sin aparecer, y asi estamo

Imagen fernando osvaldo
fernando osvaldo

A pesar de ser de tucuman, y haber sido amigo desde niño con ella, por haber vivido en la misma localidad, hace muchisimos años que no tengo contacto con ella, pero que sepa que desde un rincon de mi corazon y de toda mi familia, rezamos y oramos por su hija.... con el mayor respeto, desde nuestro

Imagen Stella Maris
Stella Maris

Los prostibulos en los pueblos y provincias de Argentina, no son un secreto. El trafico de mujeres para utilizarlas para prostitución en nuestro país, o para utilizarlas para pornografia. Chicas y chicos de la calle. Jovenes raptadas en nuestro país y vendidas a veces a otros países`, o a hombres q

Imagen Romina Debora
Romina Debora

Desde ya mi mas profundo respeto hacia esta mujer digna de honores y premios, su historia me conmueve y su dura lucha va a rendir sus frutos el dia que pueda reencontrarse con su hija.

Imagen noelia
noelia

estamos con uds señora

Imagen juan hercules ernesto
juan hercules ernesto

es logico lo qque a esta mujer le esta pasando, de ninguna manera estoy de acuerdo con la trata de paersonas, pero como hemos de combatirla si los altos jefes policiales, magistrados y politicos son los principales actores y/o encubridores, detras de todo esto hay mucho dinero, es igual que el na

Imagen teresita
teresita

Con mujeres como Susana, es como se contruyen los grandes pueblos, deberiamos tomarla de ejemplo para luchar por todo lo que es justo y para que la justicia deje de estar al mando de gente que solo le interesa el poder y sus propios beneficios y que esté más al servicio de todos esos padres que tien

Imagen claudia
claudia

LO QUE ES CAPAZ UNA MADRE POR RECUPERAR A UN HIJO NO TIENE NOMBRE ,,,OJALA PUEDA ALGUN DIA VOLVER A ESTAR CON SU HIJA.

Imagen Enrique
Enrique

Aprovecho este medio para hacerle llegar a la sra. Trimarco un saludo enorme y ademas para felicitarla por su trabajo que ayudo y ayuda a tantas mujeres o niñas a recuperar su libertad incondicional. Atte. Enrique

Imagen Melina
Melina

MUY BUENA LA NOTA!!! LA VERDAD FLICITO A ESTA MUJER POR SU FUERZA!!!

Imagen alexandra sofia .
alexandra sofia .

la admiro mucho a susana mujeres como ella hay muy pocas,y ni la presidenta tiene los ovarios q tiene susana,la verdad q es un ejemplo susana para el mismo pueblo!!!!!!!!!!!!,xq siempre tienen q pasar esas cosas y hacerse cargo al gente?.

Imagen verónica Andrea
verónica Andrea

Conmovedor y uno cree que solo se ve en las películas.. Realmente Susana es una persona especial le tocó vivir esta trágica realidad pero ha logrado hacer lo que el estado nunca hizo, mucha fuerza y energía para esta incríble mujer.

Imagen ROSA
ROSA

Que barbaro, es un gran mujer, se olvidó de su vida y vive para ayudar a los demás, dios quiera que su hija aparesca con vida!!

Imagen María Dora
María Dora

......Por Dios ! ! ! DONDE ESTA MARITA VERON ?.

Imagen LAURA
LAURA

Conmovedor. Vi la novela basada en marita, y juro que desde ese dia empecé a leer sobre este caso, y como la mayoría de las personas...trato de verla por las calles... ojalá algún día así sea.

Imagen yanina
yanina

realmente conmovedor

Imagen stella maris
stella maris

creo que el mejor premio que puede recibir la sra Trimarco es que le devuelvan a su hija.ojala pronto la justicia la premie.dios la acompañe en su busqueda.

Imagen lucas
lucas

...

Imagen Noemí
Noemí

Ojálá pronto pueda encontrar a su hija.

Imagen Susana Amelia
Susana Amelia

Dios quiera que puedan encotrarlas porque son muichas las chicas en igual situación. Dios quiera que nunca más halla que buscar a ninguna otra chica

Imagen Graciela
Graciela

Admiro la fuerza y la entereza de esta madre, Dios la acompañe en su lucha para que encuentre a su hija.

Imagen graciela
graciela

esta señora ayudo a encontrar,muchas chicas que estaban en algun prostibulo,siempre con la esperanza de encontrar a su hija,Dios quiera que algun dia pueda hallarla,que no baje los brazos

Imagen susana
susana

admiro la fortaleza de esa mujer ,ojala que DIOS la ayude a encontrar a su hija...

Imagen delia elvira
delia elvira

Que fortalece que Dios la ayude a encontrar su hija

Imagen Aida clara
Aida clara

Realmente una tigresa está mujer como madre. Nosotras las madres por nuestros hijos somos capaces de cualquier cosa. Dios la recompensará por todo el bien que Hace a esas otras mujeres cautivas.

Imagen Blas agustín
Blas agustín

Lamentable pero cierto.Fuerza SEÑORA y suerte en su empresa.

Imagen monica graciela
monica graciela

fuerza señora trimarco, solo el amor y la esperanza la hacen gigante sobre este horror

Imagen Pedro
Pedro

Adelante,no dejes de pelear.

Imagen vanesa
vanesa

Admiro esta mujer...tiene una fueza un valor...es un orgullo...Ojala algun dia encuntre a Marita..creo q Vidas Robadas ademas de ser una novela..tb ayudo a q mucha gente q mira tele al pedo todo el dia vea tb el tema y piense un poco. Es horrible pensar q podes ir caminando y cualquiera t agarra ¬

Imagen YOLANDA
YOLANDA

Me duele en el alma que sigan existiendo casos como el de Marita y tantas otras personas!!! Toda mi solidaridad para con las flias!!!

Imagen beatriz
beatriz

una madre con valor y entrega . no conocia el caso hasta lo de Vidas Robadas. fuerza SRA

Imagen norma
norma

lo conocí el caso x la novela!!!fuerzas mamá

Imagen Esteban
Esteban

Estos casos me hacen pensar en la falta de madurez espiritual y humana de nuestra raza. Mucha tecnología, mucha ciencia pero poca o nula humanidad. Espero que este caso y el de tantos otros similares, tengan un buen final.

Imagen Stella Maris
Stella Maris

Excelente nota, he vivido en Tucuman y he visto por tele todas las cosas horribles que le hacian a Susana, desde amenazas hasta llegaron a incendiar su casa para que dejase de buscar a su hija, ya que a traves de ella, en sus busquedas, se descubrian muchos casos de prostibulos en donde se hallaban

Imagen MARIA LAURA
MARIA LAURA

Pobre y admirable madre...!!!!!!!!!!! yo haría lo mismo.....No cabe que haya gente tan despiadada que utilize menores normalmente para hacerlas trabajar. He conocido un caso, en la cual, la chica pudo escaparse, pues a todas las custodiaban permanentemente, ya que son su fuente de ganancia y luego p

Imagen Lidia
Lidia

El amor, coraje y valor de esta madre lo dice todo.

Imagen Carina
Carina

Muy buen articulo !! Aunque me da tanta tristeza esto y me pongo en su lugar nose que haria! MAto a alguien !!

Imagen marta
marta

Hermosa nota, una realidad terrible..!!

Imagen Ana Elizabeth Karina
Ana Elizabeth Karina

La policia corrupta como siempre, los hombres que van a los burdeles sabiendo aun que muchas chicas estan ahi contra su voluntad son inhumanos, mas de uno debe haber visto a Marita y ninguno dice donde esta!! Los vecinos que saben donde funcionan los burdeles tambien dejan mucho que desear imaginens

Imagen graciela
graciela

SUSANA,MAÑANA EN EL DIA INTERNACIONAL DE LA MUJER,TE ENVIO TODO MI CARIÑO,FUERZA-----¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ MADRE CORAJE¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Imagen Mario
Mario

IMpresionante historia ! Como dice Marti110, una terrible y triste realidad !

Imagen Enrique
Enrique

Solo el amor de madre puede tanto, ojala algun dia encuentre a su hija.

Imagen carola
carola

es increible pero real....yo sigo todo desde que empezo su busqueda es un gran ejemplo de mujer de madre.....cuantas mas habra desaparecidas y nadie se entera MUCHA FUERZA !!!!! susana Marita donde esta esta orgullosa de vos eso te lo puedo asegurar ojala la encuentres pronto

Imagen Mariana Edith
Mariana Edith

q horror q pasen estas cosas..

Imagen rosana
rosana

seria maravilloso que la encuentres....solo el amor de una madre puede hacer este tipo de cosas y soportar la ausencia....

Imagen maria
maria

hola a todos.. FUERZA SUSANA.....SIGUE BUSCANDO.......DIOS ESTÀ DE TU LADO.. Y DESEO DE CORAZON QUE LA ENCUENTRES..TU ESFUERZO DE MADRE LO VÀ A LOGRAR. RECEMOS TODOS PARA QUE LO LOGRE

Imagen Sandra
Sandra

Susana, todos estamos con vos y seguimos luchando y buscando.

Imagen mayra vanina
mayra vanina

fuerza susana la vas a encontrar, ya veras, dios es justo y te va a ayudar, y mas con tu amor de madre y la fe de todos la vas a encontrar, el bien siempre triunfa, a veces tarda pero tiene su recompensa.

Imagen Norma
Norma

muy buen articulo

Imagen Dalila
Dalila

Excelente articulo!!! toda la sociedad debe tomar conciencia de lo que significa el trafico de personas y de aportar un granito de arena para combatirlo!!! mucha fuerza a la Sra. Susana Trimarco y a todas las ONG que trabajan incansables para combatir este flajelo.

Imagen andrea soledad
andrea soledad

COMO OLVIDAR ESTE CASO , CUANDO TUVO LA DEBIDA DIFUSION EN ESE ENTONCES TENIAMOS MIEDO DE SALIR , TODOS ALLA CONOCEN LOS LUGARES Y LOS AUTOS DE CIERTA REMICERIA QUE DEBEN EVITARSE . QUE DIOS AMPARE A ESTA MADRE QUE SE HA CONVERTIDO EN LA SALVADORA DE MUCHAS, DESEO CON TODO MI CORAZON QUE PUEDA RENCO

Imagen maria isabel
maria isabel

EXCELENTE ESTE ARTICULO,SABIENDO QUE HAY TANTAS CHICAS Y CHICOS DESAPARECIDOS GRACIAS ,ESTAMOS CONTIGO

Imagen CLAUDIA
CLAUDIA

SIGUE ADELANTE SUSANA,DIOS ES GRANDE OJALA ENCUENTRES A TU HIJA O TAN SIQUIERA DESCUBRAS QUE PASO,TE APOYO CON EL CORAZON ,

Imagen andrea valeria
andrea valeria

TE ENVIO MUCHA FUERZA. SOS UNA GRAN MADRE. VAS A ENCONTRAR A MARITA. TE ADMIRO MUCHO. SOS UNA GRAN MUJER.

Imagen Nancy Shirley
Nancy Shirley

Quiera Dios algún día, ojala sea bien pronto se pueda hacer justicia y encuentren a Marita con vida.

Imagen Mabel Beatriz
Mabel Beatriz

la sociedad entera debe luchar por esta y por muchas chicas, niños desaparecidos.. es verdad cuando Susana dice EN ESTA DEMOCRACIA TAMBIEN DESAPARECEN PERSONAS no solo en el pasado... QUE PASA PAIS! no miren para otro lado, hoy en dia tiene mas valor el dinero mugriento q la dignidad humana, como

Imagen JAVIER
JAVIER

PARECE IMPOSIBLE DE CREER EN PLENO SIGLO 21 EXISTA LA ESCLAVITUD, EN MEXICO HACE POCOS MESES SE HALLARON ESCLAVOS TRABAJANDO EN UNA BODEGA LOS CUALES ERAN MAL ALIMENTADOS Y EN CASOS ENCADENADOS. ES DE ESPERARSE EN LOS GIROS "LEGALES" TABLEDANCE, Y DEMAS TUGURIOS SIGA EXISTIENDO EL TRAFICO HUMANO.

Imagen Marlene
Marlene

Cada vez estamos peor! nunca se hace nada al respecto.

Imagen Jorge Nelson
Jorge Nelson

un caso que revela todas las partes de una red de tráfico de niños, de chicas. Que impotencia saber que en ella también estan de alguna manera las personas que deberían estar para cuidarnos.

Imagen silvia
silvia

LA TRATA de blancas, el proxenitismo y el abuso infantíl, son delitos que deberían ser más duramente penados.

Imagen claudia alejandra
claudia alejandra

¡Pobre madre, que lucha! No me explico como en esta era suceden aún estas cosas. Coincido con Marbi2337 "EN ESTA DEMOCRACIA TAMBIEN DESAPARECEN PERSONAS no solo en el pasado... "

Imagen Dennis
Dennis

LINDA NOTA !!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Imagen susana
susana

Es terrible por lo que está pasando!! Que impotencia!! Cuanto valor tiene ésta muler!!

Imagen Liliana
Liliana

esta mujer es una luchadora implacable!!! la admiro muchísimo y se que la seguirá buscando hasta el fin de sus días.

Imagen Alicia Lidia
Alicia Lidia

Esta mujer se merece que Dios la premie con la aparición de su hija, es demasiada la espera, no sé cómo hace para resistir

Imagen natalia
natalia

Una búsqueda incesante!!! Fuerzas, siempre fuerzas

Imagen jose luis
jose luis

que voluntad

Imagen gisela
gisela

,,lk

Imagen jorge alberto
jorge alberto

que madre, que fuerza de voluntad. cuando todo dice callate no importa. hay personas que siguen

Notas Relacionadas