Power-walk: una nueva manera de estar en forma Power-walk: una nueva manera de estar en forma

El Power-walking es más rápido que un paseo, pero más lento que correr y es, ante todo, una buena manera de hacer ejercicios de tonificación.

¿Cómo prepararse para el power- walking?

  • Use un buen par de tenis. También use calcetines sintéticos deportivos que están diseñados para prevenir ampollas.
  • Comience despacio para que los músculos entren en calor. Un comienzo brusco en cualquier ejercicio aeróbico lo pone en riesgo de desgarros musculares u otras lesiones.
  • No lleve peso ni coloque peso en sus tobillos, ya que esto dificultará su marcha natural y ejercerá presión en los ligamentos, tendones y articulaciones.
  • Respire normalmente. Si se queda sin aliento, disminuya el ritmo o descanse. Debe ser capaz de mantener una conversación mientras realiza power-walk. 
  • Fije su mirada en un punto 8 m hacia adelante. No mire sus pies.


  • Cuando haga power-walk, piense en mantenerse erguido, con la cabeza en alto –como si estuviese suspendido de una cuerda–.
  • No se incline hacia adelante o encorve los hombros.
  • Balancee sus brazos de manera relajada y natural. Mantenga los codos doblados en ángulo recto y las manos sueltas y curvadas.
  • No alargue los pasos o incremente la velocidad. En lugar de esto, mueva más rápido las piernas. Mantenga los pasos cortos y parejos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas