Imagen Imagen

Las mejores historias de ladrones que fracasaron en su intento de robo.

Gratis total

LA PRIMAVERA PASADA, un número indeterminado de ladrones mal informados irrumpieron en una tienda después del cierre en Zeist, en Holanda, y huyeron con un televisor. Pero no sabían que habían entrado en una “tienda de donaciones”, parte de un proyecto de reciclaje, donde todo es gratis. Además, ¡la televisión que habían robado estaba rota! No han sido detenidos. 

Espejito, espejito...

PENSANDO QUE NO lo veían, un ladrón barbudo, de 26 años, tomó un par de auriculares del estante de un negocio de electrónica, se fue a un probador y allí se los guardó en el bolsillo. Hasta aquí todo bien: ¡si no hubiera cedido a la vanidad! Cuando salía del probador, se miró en el espejo y, al verse la barba desa-
liñada, tomó —ni corto ni perezoso— una máquina de afeitar eléctrica de un estante cercano y rápidamente se la recortó. Lamentablemente, los empleados de la tienda de Vantaa, en Finlandia, notaron su extraño comportamiento y lo apartaron a un lado cuando fue a pagar. Descubrieron que llevaba los auriculares en el bolsillo. El hombre fue acusado de hurto y delitos contra la propiedad. La máquina de afeitar, claramente no se pudo vender después del uso que le dio el ladrón presumido. 

Ilusionismo

LAS VALIJAS de los pasajeros de un ómnibus que se dirigía al aeropuerto de Beauvais, en las afueras de París, fueron robadas. ¿Pero cómo y cuándo pudo meterse un ladrón en el baúl del ómnibus, robar las valijas y salir de nuevo sin ser visto? Un conductor observador notó que un pasajero con una mochila y una enorme valija, llevaba algo que se movía dentro y alertó a las autoridades. La policía detuvo al hombre cuando llegó al aeropuerto y descubrió que llevaba en su equipaje dinero y objetos de valor, además de un ¡individuo acurrucado!. Una vez dentro del baúl del ómnibus, el ladrón salía de la valija, robaba lo que encontraba, cargaba la mochila y volvía a meterse en la valija antes de llegar al aeropuerto. El ladrón y su cómplice fueron condenados en octubre de 2017 a 8 y 12 meses de prisión, respectivamente. 

Dejando pistas

DESPUÉS DE ASALTAR una joyería, los ladrones podrían haber huido si no hubieran cometido una serie de errores tontos. En primer lugar, cuando la policía de Leicester, en Inglaterra, encontró el auto, descubrió el GPS que indicaba dónde habían estado. Pero no solo eso, sino que uno de ellos dejó su dirección en el vehículo. Los tres jóvenes ladrones han sido condenados a un total de 21 años de cárcel. 

A dos ruedas

TRAS ROBAR en un supermercado de la pequeña población de Halikko, en Finlandia, el ladrón se llevó también una bicicleta que se vendía dentro de él e intentó escapar rápidamente. Con rapidez, se subió a la bicicleta justo en la entrada de la tienda, pero cuando llegó, las puertas corredizas de cristal no se abrieron con la suficiente rapidez y fue detenido por un guardia de seguridad. 

Humareda

MIENTRAS INTENTABAN ROBAR tabaco, tres delincuentes se abrieron paso a través de las puertas de cristal de un supermercado local en Giessenburg, en Holanda. Dirigiéndose directamente al mostrador del cajero, uno de los hombres saltó por encima, para robar tabaco de las estanterías ubicadas detrás. Pero se activó el sistema de seguridad de la tienda y obtuvieron más “humareda” de la deseada: la máquina de humo se activó. Como se dieron cuenta de que habían alertado a la policía, huyeron, con las manos vacías.

Un viernes desafortunado 

UN VIERNES 13 dos hombres enmascarados decidieron robar una joyería a las afueras de Estocolmo, en Suecia. Demostrando que eran principiantes, llenaron una gran bolsa de artículos robados, pero cuando volvieron a su scooter, no arrancó y el botín era demasiado pesado para llevarlo ahí. Ambos fueron detenidos a escasos metros del local. 

La avaricia rompe el saco

¿ALGUNA VEZ se ha preguntado si podría levantar una bolsa que contiene más o menos 20.000 cigarrillos? Después de cargar cerca de 1.000 paquetes de tabaco, tres delincuentes fueron incapaces de pasar su botín por encima o alrededor del mostrador de la tienda, ni de salir o escapar: pesaba demasiado. La policía llegó al supermercado del centro de Inglaterra cuando los hombres huían con las manos vacías. Como bien comentó más adelante el juez que presidió el juicio: “Este robo estaba bien planificado, pero no estuvo bien ejecutado... No salió bien por su propia avaricia”. Los hombres han sido condenados a un total de 14 años de cárcel. 

Directo a la cárcel

TARDE UNA NOCHE del otoño pasado, agentes de policía que patrullaban en Flensburg, en Alemania, vieron a un joven que actuaba de manera extraña. Se acercaron al muchacho y, al comprobar su nombre en los archivos policiales, descubrieron que estaba en búsqueda y captura por tres órdenes de detención diferentes. En lugar de esperar y aguardar su destino, el joven de 24 años escapó lo más rápido que pudo, se metió de un salto en un auto cercano y le dijo al conductor que “acelere a fondo”. El joven había entrado en un vehículo camuflado de la policía. Poco después, entraba directo en la cárcel. 

Las excusas más tontas... 

ASUNTO: En las comisarías de policía del estado indio de Bihar se consumieron ilegalmente más de 40.000 cajas de vino confiscado. 

EXCUSA:La policía insiste en que las ratas habían mordido los tapones de las botellas de vino confiscadas y se habían bebido el botín. Fuente: rt.com

ASUNTO: Un hombre fue detenido por manejar superando en 16 kilómetros por hora el límite de velocidad en Australia. 

EXCUSA:  “El viento me empujaba”. Fuente: metro.co.uk

ASUNTO: Una mujer canadiense fue detenida por casi duplicar el límite de velocidad al volante.

EXCUSA: Le dijo al policía que iba tan rápido para llegar a su casa, que estaba cerca, a tiempo para la puesta de sol. Eran las 8:20 de la mañana. Fuente: CTV News

ASUNTO: Una estudiante universitaria fue detenida por hurto.

EXCUSA: Se trataba los deberes: estaba haciendo un trabajo sobre la cleptomanía.

Imagen
Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas