huella animales huella animales

Los animales dejan ‘firmas’ detrás de sí cuando caminan, corren, saltan o se deslizan en cualquier superficie y puede aprender a leerlas. 

Al analizar el rastro de un animal, piense en las especies locales de ese terreno. En el propio jardín, puede tratarse de un zorro, un conejo, un ratón, o un gato que merodea, mientras que en los arroyos, los bosques, los desiertos, las ciénagas, la pradera, la selva, o la montaña, puede tratarse de distintos animales. 
Para la mayoría de los paisajes, hay sitios en que la vida silvestre se congrega, por ejemplo, cerca del agua o bajo un seto. Dichos lugares proporcionan abundantes muestras al rastreador, ya sea que busque por curiosidad o para encontrar indicios de depredadores peligrosos en las cercanías.

¿Cómo son las huellas de perros, gatos y zorros?

Los perros y los gatos caminan en puntas de pie, por lo que solo la parte central de la planta y los cuatro dedos dejan una huella. Además los perros caminan en zigzag, mientras que los gatos caminan en línea recta.
La huella de un zorro es como la del perro, pero más compacta, con los dígitos exteriores curvados hacia dentro. Y mientras que los perros retozan en el lodo, un zorro evita el fango y la suciedad.

Identificar caballo, ciervo y otros mamíferos grandes

El caballo, el ciervo, la oveja, la vaca y el alce, también caminan ‘en puntas de pie’. La más fácil de reconocer es la huella de un caballo herrado, con la parte delantera del casco redondeada y la parte trasera en punta. El caballo tiene huellas más profundas adelante. Tienen bulbos en el talón y una ‘rana’ triangular en el centro de la suela.
Los ciervos son biungulados y dejan una huella característica, como un corazón partido en dos.


huella animales

Huellas en animales pequeños

Una huella pequeña con cuatro dedos en las patas delanteras y cinco en las traseras indican un roedor, por ejemplo, un ratón, o una ardilla.

Conejos y liebres dejan huellas exageradamente largas, que aparecen delante de las huellas de las patas delanteras por la forma que tienen de saltar.

Si cuenta cinco dedos tanto en los pies delanteros como en los traseros (más pequeños), se trata de un mapache (las huellas parecen pequeñas marcas de manos y pies humanos), de una comadreja o de un miembro de una especie similar: tejón, visón, nutria, zorrillo, castor, zarigüeya o, también, oso. Llamativamente, la planta de la nutria es casi redonda.
El oso tiene pies traseros significativamente más grandes y sus pasos quedan distribuidos en un zigzag azaroso.


Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas