Imagen Imagen

Cuenta la leyenda que no eres la mejor abuela hasta que deleitas a los tuyos con una rica torta de manzana.

Preparación: 25 minutos

Horneado: 25 minutos

Ingredientes para una placa

· 200g de manteca pomada

· 150g de azúcar

· 8 g de azúcar impalpable aromatizada con esencia de vainilla

· Ralladura de 1 limón

· 6 huevos

· Pizca de sal

· 200g de harina 0000

· 200g de avellanas molidas

· 8g de polvo para hornear

· 5 o 6 manzanas rojas (800g aprox.)

· 4 cdas. de azúcar integral o mascabo

· 50g de manteca fría

Valor nutricional:

Por porción (16 porciones): 345 calorías; 5,5g de proteínas; 29 g de hidratos de carbono; 23g de grasas; 2,5g de fibra

Paso a paso

1. Calentar el horno a 180 °C. Enmantecar la placa. Colocar la manteca, los azúcares, la ralladura cítrica, los huevos y la sal en un bol y batir con batidora eléctrica hasta obtener una preparación espumosa. 

2. Mezclar la harina, las avellanas y el polvo para hornear. Con cuchara, integrar en la preparación anterior hasta obtener una masa suave. Verter y alisar la masa en la placa. 

3. Lavar las manzanas, secarlas y descorazonarlas con el utensilio específico. Cortar en aros gruesos de medio o un centímetro. Colocarlos sobre la masa superponiéndolos ligeramente. Presionar suavemente en la masa. 

4. Esparcir el azúcar integral y la manteca en trocitos sobre la torta (de esta manera se logra un caramelo fino durante el horneado). Cocinarla en horno precalentado (rejilla del medio) durante 25 minutos. Dejarla enfriar en el molde, espolvorearla con azúcar impalpable, cortarla en porciones y servirla.

Acompañamiento

A este clásico no puede faltarle la crema de leche montada, condimentada con azúcar impalpable aromatizada con esencia de vainilla y canela. 

Alternativas 

En lugar de avellanas molidas pueden utilizarse nueces o almendras molidas. Si gusta, puede esparcir pasas de uva rubias sobre la torta, colocar avellanas enteras o cerezas en conserva en medio de los aros de manzana.

#Tip A la hora de la compra

Entre las manzanas existen variedades perfectas para comer en crudo y otras ideales para hornear. Las manzanas de mesa que se consumen en crudo son jugosas y agridulces (por ejemplo Red Delicious y Royal Gala). Por el contrario, para hornear evite las manzanas muy jugosas que se desintegran debido al calor, y opte por aquellas que mantienen su forma (por ejemplo Golden Delicious y Granny Smith).


Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas