cómo preparar un cheesecake cómo preparar un cheesecake

El cheesecake (o pastel de queso) es uno de los postres más populares del mundo y la favorita de los que gustan del ácido en las tortas.

¿Aprendemos a hacerla?

Rinde 6-8 porciones

Para la BASE
• 100 g de mantequilla sin sal, y otro poco para aceitar
• 200 g de galletitas de vanilla simples
• 50 g azúcar glass

Para el relleno
• 3 huevos, yema y clara separadas
• 200 g azúcar glass
• 500 g de queso crema entero
• 2 cdas. de harina de maíz
• 2 cditas. de cáscara de limón rallada
• 1 cdita. de esencia de vainilla
• 150 g de queso fresco

Paso a paso:

1 - Caliente el horno a 180 ºC. Aceite un molde para pasteles desmontable, envuelva con papel encerado y colóquelo en una bandeja para horno.
2 - Procese las galletitas en una procesadora o colóquelas dentro de una bolsa y arróllelas con un palote de amasar hasta que se hagan migajas. Mézclelas con azúcar y la mantequilla derretida y procéselas durante otros 30 segundos o revuelva bien hasta unir. Coloque la mezcla en la base del molde. Refrigerar durante 30 minutos como mínimo. 
3 - Bata las yemas de huevo hasta disolverlas bien. Agregue el azúcar y revuelva hasta que la mezcla quede ligera y esponjosa. Agregue el queso crema de a poco, junto con el resto de los ingredientes.
4 - Bata las claras de huevo hasta que queden firmes y luego súmelas a la masa. Vuélquela en el molde y cocine durante 10 minutos. Baje el fuego a 150 ºC y cocine durante una hora más o hasta que la masa esté pronta. Si se está dorando por demás, cúbrala con un papel de aluminio. Déjela enfriar antes de desmoldar.
5 - Decore con frambuesas o moras antes de servir.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas