Especial San Valentín: Corazones de chocolate Especial San Valentín: Corazones de chocolate

Prepárelas con tiempo y colóquelas en cajas coloridas o bolsas de celofán cerradas con cinta: sirven como obsequio para festejar el día de San Valentín.

Estas delicadas masas de chocolate están recubiertas de un baño de chocolate y decoradas con delgados hilos de chocolate negro. 
Rinde: 24 UNIDADES
Preparación: 25 minutos
Cocción: aproximadamente 10 minutos por tanda

Ingredientes:

  • 250 g de manteca pomada
  • ½ taza (115 g) de azúcar impalpable
  • 1 cdta. de esencia de vainilla
  • 2 tazas (300 g) de harina común
  • 3 cdas. de cacao amargo en polvo Cobertura
  • 1 taza (170 g) de chispas de chocolate blanco
  • 2 cdas. (40 g) de manteca
  • ½ taza (90 g) de chispas de chocolate negro

Paso a paso:

  1. Precalentar el horno a 190 °C
  2. Con batidora eléctrica, batir la manteca y el azúcar en un bol pequeño hasta lograr una textura liviana y esponjosa. Añadir la esencia de vainilla.
  3. Integrar la harina y el cacao en polvo; gradualmente incorporar a la mezcla de manteca y combinar bien los ingredientes.
  4. Con un rodillo, estirar la masa entre dos láminas de papel manteca hasta obtener una capa muy delgada. Cortar con un molde para galletitas de siete centímetros con forma de corazón. Acomodar a cinco centímetros de distancia sobre placas para horno sin enmantecar. Hornear entre ocho y diez minutos o hasta que se vean firmes. Colocar sobre una rejilla de metal para enfriar.
  5. Para la cobertura, derretir las chispas de chocolate blanco y la mitad de la manteca en un bol resistente al calor dispuesto sobre una cacerola con agua apenas hirviendo; revolver la mezcla hasta que adquiera consistencia fluida.
  6. Sumergir el lado derecho e izquierdo de las masas en la mezcla de chocolate y dejar un pequeño triángulo sin cobertura en el extremo superior; escurrir el excedente. Dejar reposar las masas sobre una lámina de papel manteca.
  7. Derretir las chispas de chocolate negro y el resto de la manteca tal como se indica más arriba. Rociar por encima de las masas y dejar endurecer sobre una rejilla de metal.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas