¿Siempre muzzarella? Dele un descanso y pruebe otros quesos ¿Siempre muzzarella? Dele un descanso y pruebe otros quesos

No se acostumbre a lo mismo cuando se trata de quesos para cocinar; una variedad diferente le brindará otro toque a sus comidas.

Los platos con queso suelen ser los más rápidos y es asombroso lo que se puede lograr con ingredientes que ya se tienen en casa. Todas estas recetas son para 4 porciones.

1. Ciabatta tostada con fontina y jamón 

Escurrir 280 g de pimientos rojos en conserva y cortarlos en rebanadas. Mezclar con hojas para ensalada y agregar 2 cdas. de aceite de oliva, 2 cdas. de jugo de limón, 1 diente de ajo machacado y 1 atado de perejil picado. Sazonar y mezclar. Cortar 250 g de queso fontina o queso azul en láminas y distribuir sobre rebanadas de ciabatta tostadas. Servirlas con 200 g de jamón y la ensalada con su aliño picante.
Tiempo: 10 min. prep. / 2 min. Cocción

2. Ensalada de queso feta y garbanzos

Escurrir 250 g de queso feta y cortarlos en cubos de 2 cm. Colocarlos en un bol y espolvorearlos con 1 ⁄2 cdta. de orégano seco, abundante pimienta negra molida, una buena pizca de ají molido, 1 cda. de jugo de limón y 3 cdas. de aceite de oliva. Mezclar con suavidad y dejar marinar mientras se prepara el resto de la ensalada. Escurrir una lata de 400 g de garbanzos y colocar en la ensaladera. Añadir 100 g de tomates secos tiernos, picados, y 75 g de berro. Agregar la mezcla de queso feta y marinada y revolver delicadamente. ¡Sólo 10 min. Prep!

3. Pasta con queso parmesano y zucchini

Cocinar 400 g de pastas al huevo secas (o usar 500 g de pastas al huevo frescas de cocción rápida) siguiendo las instrucciones del envase y escurrir. Mientras tanto, en una sartén gruesa calentar 2 cdas. de aceite de oliva, agregar 1 cebolla morada picada y cocinar a fuego lento 3 minutos. Incorporar 4 zucchini, rallados gruesos (es fácil hacerlo en la procesadora) y 2 dientes de ajo machacados. Cocinar a fuego medio-alto 2 minutos, revolviendo con frecuencia. Agregar la pasta, junto con 150 ml de crema, si se prefiere. Mezclar con suavidad y sazonar. Colocar en una fuente y espolvorear con 50 g de queso parmesano o un queso de pasta dura estilo italiano, rallado. Servir con ensalada de tomates con una vinagreta sencilla.
Tiempo: 10 min. prep. / 10 min. Cocción

¿Siempre muzzarella? Dele un descanso y pruebe otros quesos

4. Welsh rarebit a la antigua

Rallar 250 g de queso cheddar estacionado de sabor intenso (también se puede usar un buen gloucester doble o queso azul). Colocarlo en una olla de fondo grueso de tamaño mediano (preferentemente con antiadherente) junto con 10 g de manteca, 1 cdta. de mostaza (inglesa, granulada o de Dijón), abundante pimienta negra molida y 4 cdas. de cerveza ligera o leche descremada. Llevar a fuego bajo y derretir lentamente, mientras se revuelve, hasta que esté espeso y liso. Servir cdas. sobre 4 tostadas gruesas y calentar en la parrilla del horno hasta que esté dorado y con burbujas. Servir con hongos asados y una ensalada de hojas verdes, como refrigerio o almuerzo ligero.
Tiempo: 5 min. prep. / 6 min. Cocción

5. Macarrones veloces

Cocinar 500 g de macarrones al huevo frescos (o mostacholes o macarrones de cocción rápida) en agua hirviendo, 4 minutos o según las instrucciones del envase. Agregar 250 g de arvejas congeladas en los 3 minutos finales de cocción. Escurrir, reservando aproximadamente 5 cdas. del agua de cocción. Colocar la pasta en una ensaladera entibiada. Aparte, mezclar el líquido reservado con la ralladura de 1 limón y el jugo de 1 ⁄2 limón, sal y pimienta. Verter sobre la pasta y las arvejas. Desmenuzar o cortar en daditos 125 g de queso de cabra cremoso y agregarlo en la ensaladera. Revolver con suavidad para mezclar los ingredientes y servir acompañado de una ensalada de tomate y hojas verdes.
Tiempo: 10 min. prep. / 5 min. Cocción

#Extra - Algunos quesos para probar

Si quiere darse un gustito vaya a la tienda de su barrio y pida un trozo pequeño de alguno de estos quesos:
• Los quesos azules suelen tener un sabor intenso; pruebe el roquefort francés, que se desgrana; el blue stilton inglés, el gorgonzola italiano y el cremoso dolcelatte. 
• Quesos de pasta blanda con cáscara enharinada, como los franceses brie y camembert; su sabor puede variar entre suave y picante.
• El parmesano es un queso italiano de pasta dura, fuerte, que se usa en pequeñas cantidades para dar sabor.
• La mozzarella italiana, de sabor delicado, se derrite bien y se suele usar para cubiertas calientes; pero sirve también cruda, para ensaladas.
• El sabor distintivo de los quesos ahumados los hace útiles para platos horneados o fríos.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas