Secretos para preparar pastas caseras a la perfección Secretos para preparar pastas caseras a la perfección

La pasta es un platillo versátil y fácil de hacer en casa. Una vez hecha, se puede congelar o secar y conservar en un recipiente hermético.

Ingredientes para 4 porciones:

• 300 g de harina común o fortificada, y harina extra para amasar
• 3 huevos batidos ligeramente
• una pizca de sal
• 1 cdita. de aceite de oliva

Paso a paso (técnica manual):

1 - Coloque la harina sobre una superficie limpia y haga un hoyo en el centro. Añada los huevos, la sal y el aceite y, con un tenedor, trabaje la harina desde los costados hacia el pozo. Haga una masa húmeda y no pegajosa.
2 - Sobre una superficie enharinada, amase la masa unos 10 minutos, doblándola con los dedos y aplastándola con el talón de la mano. Forme un bollo, envuélvalo en papel film y déjelo reposar en un lugar frío durante 20 minutos.
3 - Divida la masa en cuatro porciones (estírelas por separado). Coloque harina en la superficie de trabajo y en el rodillo de amasar. Achate la masa y estírela (puede levantarla y girarla para lograr una forma cuadrada o rectangular). Déjela secar durante unos 10 minutos. Para cortar una pasta plana como la lasaña, utilice un cuchillo grande. Deje que se seque durante al menos 15 minutos antes de cocinarla.
4 - Para fideos en forma de cinta, enharine la masa y dóblela varias veces para formar un arrollado. Córtelo en tiras de 4-6 mm y luego desenróllelas y déjelas secar sobre una superficie seca y enharinada durante al menos 15 minutos antes de cocinar.

Técnica con máquina laminadora de pasta:

• Haga la masa con harina de trigo durum (‘OO’) si es posible.
• Corte la masa en trozos y páselos por la máquina unas seis u ocho veces.
• Comience por el grosor máximo y ajuste la máquina en cada pasada hasta lograr el espesor deseado.
• Déjelos secar durante 10 minutos y luego, si desea, agregue un cabezal de corte para hacer fideos en forma de cinta.
• Deje que se sequen, como se indica más arriba.

Cada pasta con su salsa: aprenda a combinar

Para combinar tenga en cuenta la textura, la forma y el tamaño de la pasta y la densidad de la salsa: como regla general, cuanto más fina la pasta más liviana debe ser la salsa. No sirva la pasta en la salsa. Incorpore esta última formando una fina capa sobre la pasta.
• PASTAS FINAS spaghetti, linguini,vermicelli y bucatini finos: 
Salsas finas o que contengan aceite, crema, queso o tomates. Algunos ejemplos son carbonara (huevos, ajo, tocino y queso), puttanesca (tomates, aceitunas, alcaparras y ajo), boloñesa y pesto.
• Pastas con forma de cinta tagliatelle, linguini, fettuccine: 
Las más versátiles. Combine con salsas a base de mariscos y con cualquier otra salsa que no sea espesa.
• Pasta tubular penne, rigatoni, macaroni y lumache (forma de caracol): 
Salsas con pedacitos de carne y vegetales que se meten dentro de estas pastas y salsas con pequeñas albóndigas. Ideal para salsas espesas de queso o berenjenas y tomates a la parmesana, para cocinar al horno. 
• Pastas con forma farfalle (moñito), fusilli (tornillo) y radiatore (radiador):
Versátiles, pero acompañadas idealmente con salsas de champiñones, salchichas y jitomate o ragús de carne.
• Lasaña:
Salsas espesas como la boloñesa o salsas con carne de pato o de conejo. A menudo cocinadas al horno.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas