Imagen Imagen

Afuera empieza a hacer frío. La casa está calentita y nos invita a quedarnos dentro dándonos unos gustos. Se despiertan las ganas de ponernos a ...

Sopa mediterránea de vegetales salteados

Los ingredientes de esta sopa no solo son ricos en fibra sino también en una amplia gama de nutrientes.

 

Preparación: 25 min.

Cocción: 40 min.

Porciones: 4.

Ingredientes:

  • 1 cda. de aceite de oliva
  • 5 dientes de ajo
  • 350 g de papa lavada sin pelar en cubos
  • 1 morrón verde picado
  • 1 morrón amarillo picado
  • 1⁄2 cdita. de romero fresco picado
  • 1 zucchini cortado a lo largo y luego en trozos de 1 cm
  • 1 cebolla colorada, cortada en trozos de 1 cm
  • 11⁄2 tazas (375 ml) de jugo de zanahoria (o bien un caldo de verduras)
  • 375 g de tomates en cubos pequeños
  • 1 cdita. de estragón fresco (o tomillo)

 

Preparación:

1. Calentá una sartén, verté el aceite de oliva y el ajo y salteá por cinco minutos.

2. Añadí las papas, los morrones, el romero y mezclá con el aceite y el ajo. Salteá 15 minutos o hasta que las papas comiencen a tomar color y ablandarse.

3. Añadí el zucchini, la cebolla y salteá hasta que estén tiernos, alrededor de 15 minutos.

 

4. Verté el jugo de zanahorias, los tomates y el estragón en una cacerola y llevá a ebullición. Colocá los vegetales salteados en la cacerola y mezclá. Luego agregá un poco de agua en la sartén, revolvé bien y asegurate de remover los trocitos dorados adheridos a la base.

5. Verté el jugo de la sartén en la cacerola y cociná durante dos minutos o hasta que tome temperatura. Serví la sopa bien caliente en tazones.

 

Cada porción aporta: • 168 kcal • 6 g de proteínas • 5 g de grasas (1 g de grasa saturada) • 24 g de hidratos de carbono (11 g de azúcares) • 6 g de fibras • 59 mg de sodio.

 

Pastel invernal con queso gruyer al horno

Este plato de estilo rústico es ideal para un día frío. Serví caliente, acompañado de una ensalada de hojas.

 

Preparación y cocción: 60 min.

Porciones: 2.

 

Ingredientes:

  • 200 g de zanahorias, peladas y cortadas en rebanadas finas
  • 250 g de calabaza, pelada y cortada en rebanadas finas
  • 300 g de nabo pelado y rebanado fino
  • 400 g de papas, peladas y rebanadas finas
  • 3 cdas. de ciboulette fresca, picada
  • 1⁄2 cdita de nuez moscada, rallada en el momento
  • Pimienta a gusto
  • 200 ml de leche descremada
  • 75 g de queso crema
  • 4 cdas. de crema de leche
  • 2 rebanadas gruesas de pan integral o de salvado (unos 85 g en total)
  • 15 g de manteca, derretida
  • 100 g de queso gruyer (o emmental), rallado

 

Preparación:

1. Precalentá el horno a 180°C. Hacé capas con las rodajas de zanahoria, nabo, calabaza y papas en un recipiente refractario grande y poco profundo; esparcí la ciboulette, la nuez moscada y la pimienta a gusto entre las capas.

2. En un bol, batí ligeramente la leche, el queso crema y la crema de leche, y verté sobre las verduras. Tapá con papel de aluminio y horneá de 1 a 1 hora y 1⁄2 o hasta que las verduras estén tiernas.

 

3. Cortá el pan en cubos de 5mm y mezclá con la manteca derretida y el queso rallado hasta cubrir bien. Colocá la mezcla en una capa pareja sobre las verduras. Volvé a poner en el horno, sin el papel de aluminio, y horneá de 15 a 20 minutos o hasta que la cubierta esté crocante y dorada. Serví caliente.

 

Cada porción aporta: • 400 kcal • 16 g de proteína • 19 g de grasa total • 9 g de grasa saturada • 27 mg de colesterol • 44 g de hidratos de carbono totales • 14 g de azúcares • 9 g de fibra • 404 mg de sodio.

 

 

Pizza de polenta

La polenta es una harina de maíz granulada y amarilla. Contiene más fibra que el arroz y el cuscús.

 

Preparación: 10 min.

Cocción: 25 min.

Porciones: 4.

 

Ingredientes:

  • 350 g de harina de maíz instantánea
  • 1 cda. de tomillo fresco picado y adicional para decorar
  • 3 cdas. de hojas de perejil fresco
  • Pimienta negra recién molida
  • 1 cda. de aceite de oliva extra virgen
  • 410 g de tomates en lata picados
  • 1 pimiento amarillo sin semillas, cortado por la mitad
  • 200 g de atún enlatado natural, escurrido y desmenuzado
  • 250 g de ricota descremada escurrida
  • 12 aceitunas negras descarozadas en mitades
  • Hojas de tomillo, para servir

 

Preparación:

1. En una cacerola grande, colocá la harina de maíz con cinco tazas (1,25 litros) de agua y cociná siguiendo las instrucciones del envase hasta que quede espesa y suave. Quitá del fuego e incorporá el tomillo, el perejil y condimentá a gusto. Con una cuchara, colocá la harina de maíz en una fuente para horno aceitada o bandeja para pizza y esparcí para formar un círculo homogéneo de 30 cm apenas elevado en los bordes. Pintá el borde con aceite de oliva. Reservá.

 

2. Aceitá una placa de horno. Asá el pimiento a fuego moderado durante 30 a 45 minutos. Retirá del fuego y colocá dentro de un recipiente hermético. Dejá enfriar; luego, retirá fácilmente la piel, las semillas y las nervaduras de los pimientos. Cortá a lo largo respetando su forma natural.

3. En una cacerola, colocá los tomates y llevá a ebullición, luego bajá el fuego a mínimo y cociná entre seis y ocho minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que se haya evaporado casi todo el líquido y la salsa quede espesa. Condimentá a gusto.

 

4. Esparcí la salsa de tomate sobre la base de polenta y colocá encima el pimiento, el atún, la ricota y las aceitunas. Gratiná la pizza entre ocho y diez minutos o hasta dorar. Espolvoreá con hojas de tomillo y serví caliente.

 

Cada porción aporta: • 505 kcal • 25 g de proteínas • 15 g de grasas, de los cuales 5 g son saturadas • 67 g de hidratos de carbono totales • 6 g de azúcares • 4 g de fibras

• 365 mg de sodio.

 

Ensalada de manzana flambeada con nueces

Las manzanas, que son el alma de esta preparación, también pueden cocinarse el día anterior. Servilas frías o calentalas en el horno momentos antes de llevarlas a la mesa.

 

Preparación: 30 min.

Porciones: 4.

 

Ingredientes:

 

  • 6 manzanas ácidas suaves
  • 2 cdas. de jugo de limón colado 1 cda. de azúcar sin refinar
  • 2 cdas. de pasas de uva
  • 1 vaina de vainilla
  • 50 g de nueces peladas
  • 2 cdas. de crema fresca
  • 50 ml de calvados

 

Preparación:

1. Partí las manzanas en cuatro, quitales las semillas y cortalas en trozos. Poné los trozos de manzana en una olla, agregá el jugo de limón, el azúcar sin refinar y las pasas de uva.

2. Abrí la vaina de vainilla, sacá la pulpa y agregala a las manzanas. Herví con tapa de cuatro a cinco minutos; las manzanas deben estar blandas pero no deshacerse.


3. Retirá la olla del fuego, sacá la vaina de vainilla, pero guardá el fondo de cocción. Picá las nueces. Mezclá la crema con el fondo de cocción y repartí en cuatro platos de postre.

 

4. Mezclá las manzanas y las nueces, y poné la mezcla en los platos. Calentá un poco el calvados, poné una cuchara por porción, verté sobre las porciones de la ensalada y serví.

 

Flambeado:

1. Calentá bien el calvados en un recipiente chico y tomá una porción con un cucharón.

2. Con extrema precaución, encendé el alcohol con un fósforo lo más grande posible. Asegurate de que no haya nada inflamable cerca (¡por ejemplo, tu cabello!).

3. Verté el alcohol ardiente sobre las porciones de la ensalada de fruta y flambeá.

 

Cada porción aporta: • 310 kcal • 3 g de proteínas • 12 g de grasas totales • 33 g de hidratos de carbono.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Imagen jose luis
jose luis

hay que hacer como los osos comer para invernar!!

Imagen Dennis
Dennis

Muy buena nota !!!!

Notas Relacionadas