Técnica culinaria: cómo preparar un huevo escalfado Técnica culinaria: cómo preparar un huevo escalfado

Clara firme y yema líquida: logre el huevo perfecto. Ideal para acompañar con tostadas o french toasts, tomate, palta, un rico arroz... ¡miles de posibilidades para este perfecto huevo escalfado!

El huevo escalfado perfecto, con la clara firme y la yema líquida, es delicioso tanto cuando se come con tostadas como en platillos como huevos Benedict.

#TIPS infalibles

• Agregue vinagre al agua hirviendo para ayudar a que los huevos mantengan su forma.
Nunca agregue sal al agua hervida o la cáscara del huevo se romperá.

Paso a paso:

1 - Llene con agua una sartén grande profunda o una cacerola grande a una profundidad de aproximadamente 7,5 cm. Hiérvala y agregue 2 cditas. de vinagre.
2 - Rompa el huevo en una copa, vierta un poco de agua con una cuchara y haga resbalar el huevo en el ‘remolino’. 
3 - Reduzca la temperatura y el hervor durante 4 minutos o hasta que la clara esté sólida y la yema blanda. Para probar, levante el huevo con la espumadera y presione suavemente con la yema del dedo; la yema debe ceder un poco. 
4 - Levante el huevo cocido; luego, corte los extremos rotos con un cuchillo o tijeras antes de servir.

Elegí tu puntuación
Dejá tu comentario
Notas Relacionadas